Golpe: el correísmo quedó con la bata alzada

en Conexiones4P/Elenfoque/Lainfo por

Hoy se hizo público y oficial: el correísmo tenía un plan para activar el artículo 130 de la Constitución para destituir al presidente Guillermo Lasso o, en su defecto, el 140 que habla de la muerte cruzada. La revelación la hizo el correísta Juan Lloret. Ocurrió en medio de la frustración y la crispación que se desató entre los correístas y sus aliados al no poder revocar el decreto ejecutivo 455 que declaraba el Estado de excepción. Esto porque el presidente Guillermo Lasso envió uno nuevo, el 459, que anuló al 455 que estaba en el orden del día de la Asamblea como punto central de la agenda. Con la movida de Lasso, el correísmo y sus aliados se quedaron en el aire: iban a revocar algo que ya no existía.

Gracias a su sinceridad o desfachatez, quedó en claro que el correísmo quería agarrarse del decreto de excepción que establece la «grave conmoción interna», como causal para activar el mecanismo previsto en la Constitución para destituir al Presidente de la República. Lasso «acaba de reconocer en su decreto 455 y seguramente en el 459, que existe una grave crisis y conmoción social interna» dijo Lloret en tono pausado y casi lánguido.  «Cuando él (Lasso) menciona esos términos automáticamente habilita mecanismos plena y legítimamente constitucionales». De acuerdo al legislador «ahí se activan el 130 de la Constitución que le permiten tener herramientas tanto al Ejecutivo como al Legislativo para que el pueblo ecuatoriano, en estricto sentido democrático, pueda tomar una decisión sobre lo que es los difíciles momentos que está pasando».

El plan para revocar el decreto del Estado de excepción había sido articulado durante el fin de semana cuando, bajo los auspicios del correísmo y los disidentes radicales de Pachakutik y la ID, se habían conseguido 72 firmas que permitían al presidente Virgilio Saquicela convocar a la sesión. En principio, esa iniciativa hubiera fracasado igualmente aunque Lasso no hubiera firmado un nuevo decreto: a la hora de la verdad no hubo los 70 votos necesarios. Se supo que de los seis votos que pensaban tener de los disidentes de la Izquierda Democrática, cinco se echaron para atrás. Además, al menos seis votos de Pachakutik que inicialmente se habían comprometido tampoco estuvieron disponibles en la sesión de hoy. Como dijo Ricardo Vanegas de Pachakutik «esta sesión ya no tiene sentido porque el decreto que vine a derogar ya no existe. Así que pasemos a otro punto».

Si la intervención de Lloret oficializó lo que el correísmo quería, la intervención de Fausto Jarrín puso en evidencia el golpe brutal que significó para esa bancada la movida de Lasso. Desencajado, irritado, a momentos desorientado y visiblemente agresivo, Jarrín no pudo ocultar la decepción de su movimiento: habían creado una inmensa expectativa y montado para la sesión toda una parafernalia previa con discursos e intervenciones de colectivos de derechos humanos para argumentar la necesidad de echar abajo el decreto. Todo eso cayó en el vacío y la impresión que persistió en la sesión es que la supuesta mayoría que busca la caída de Lasso se quedó con la bata alzada.

El discurso de Jarrín reveló un asunto más: la idea de revocar el Estado de excepción no solo fracasó hoy, sino que no va a funcionar aunque consigan los votos necesarios. El asambleísta confesó ser consciente de que Lasso puede emitir la cantidad de decretos que crea necesarios, en caso de que se evidencie la intención de la Asamblea de revocarlos. Ofuscado y agresivo, Jarrín no pudo ocultar su frustración ante lo que llamó «la jugarreta de Lasso».

Para colmo de males de los interesados en desestabilizar a Lasso, agarrándose de la «grave conmoción interna» que se menciona en el decreto de excepción, la legisladora del gobierno, Ana Belén Cordero, hizo leer la ley en la cual se dice que el Ejecutivo puede notificar a la Asamblea del nuevo decreto hasta el miércoles a las 18:00. Es decir que recién ese día, se podría convocar a una nueva sesión, en el caso de que haya los votos, para echar abajo el nuevo Estado de excepción.

El operativo del correísmo para activar el proceso de desestabilización a Lasso se derrumbó como castillo de naipes: apenas duró dos días y fue, como se vio, profundamente humillante para sus ideólogos. El puyazo final les llegó de su más enconado opositor: Fernando Villavicencio. El legislador les restregó que durante el gobierno del “prófugo” Rafael Correa se decretaron 93 estados de emergencia para reprimir protestas y que ahora pretenden condenar uno más.

Foto Asamblea Nacional

21 Comments

  1. Rafael Correa: tendremos que reunir firmas para la revocatoria de mandato a Guillermo Lasso. Nosotros, pueblo ecuatoriano, debemos reunir firmas para exigir a las autoridades respectivas se acelere la extradición del prófugo de «manos limpias y corazones arrechos por el robo».Su nueva residencia debe ser la cárcel de Latacunga.
    “Este es el golpista”, le responde el presidente Guillermo Lasso a Rafael Correa sobre propuesta de revocatoria de mandato. Lasso también mencionó que al exmandatario le afectan las incautaciones de droga que ha realizado su gobierno. Fue un jab de derecha al mentón del Mashi.

  2. Entristece ver cómo actúan los conspiradores antidemocráticos, y parece un olvido lo que el país vivió y vive con las manifestaciones indígenas, que pueden tener sus razones, pero debe primar los canales democráticos. No puede haber desarrollo sino existe un estado de derecho, y que los que inciten a la violencia o al golpismo, sean castigados con todo el rigor de la ley.

  3. Gracias por tan acertados comentarios. Que importante es que las voces críticas no callen y que el periodismo investigativo continúe.

    Seria bueno darle seguimiento a los procesos de seleccion de las autoridades de control, as> mismo estar atentos a las futuras «alianzas» que se armarán para las seccionales que seran un antesala del circo que veremos cuando vengan las presidenciales y podremos seguir descifrando lasmcausalea de las mal llamadas protestas sociales.

  4. Aquí si se aplica la vaca no se acuerda cuando fue ternera . Revolucionarios de pacotilla fueron los más represivos contra quién no pensaba como ellos y denunciaban sus atracos despierta pueblo nunca más estos dictadores rateros

  5. Fue una jugada maestra de Lasso, asi los golpistas de la Asamblea se comieron cemento, por no decir otra cosa, que mas se merecen. Ahora que Dios, la Policía y las FFAA, con mano fuerte ayuden a Quito, para que no la destruyan.

  6. QUEDA EN EVIDENCIA QUE NO SON NI SETENTA RATAS JUNTO A CUATRO MAS CON PONCHO LOS DELINCUENTES QUE QUIEREN EL CAOS PARA LOS FINES MAS QUE EVIDENTES. BIEN POR EL ORDEN Y EL BIENESTAR DE LA MAYORIA DE ECUATORIANOS LAS ACCIONES QUE EMPRENDE EL SR PRESIDENTE CON EL RESPALDO DE LAS FUERZAS DEL ORDEN PARA QUE NO IMPERE LA DESTRUCCION DEL TRABAJO DE TODOS. MUY BIEN POR ELLO Y QUE SE APLIQUE LA LEY CON TODO RIGOR Y POCO A POCO RETOMAREMOS EL RUMBO.

  7. Más allás del Correísmo hay un problema social que no ha sido atendido y que es necesario escuchar, es fácil culpar al correísmo, a las mafias, narcotraficantes, terroristas para no enfrentar la realidad de un país en crisis, que precisa salir de esta situación. Hay dos visiones antagónicas de la economía: el neoliberalismo y una posición no definida con claridad sino a partir de lo que no es, y de lo que está en contra que es la que ahora abandera la CONAIE y los movimientos sociales. El neoliberalismo ha llevado al planeta entero a la devacle y claro a algunos pocos a ser archimillonarios. Lo verdaderamente complejo es encontrar esa salida como país, como planeta. Es fácil reducir el paro y las movilizaciones a los Correístas, que hicieron mucho daño al país, pero también la derecha que gobernó y ha gobernado siempre. Lasso no se va a ir por algo simple el poder verdadero no quiere que se vaya, el poder define quien se va y quien se queda y los militares apoyan esa decisión: No desconozco las movilizaciones y el poder de la lucha social, pero al final son los militares quienes santifican las decisiones de quien realmente tiene el poder. Centrar el paro en los correistas evita llegar a solucionar el problema. Todos queremos paz y a nadie conviene que Lasso se vaya, pero no seamos ciegos frente a las demandas sociales, de lo contrario el clima de violencia va a seguir subiendo y nadie se beneficiará por ello.

  8. Estos son los verdaderos responsables de la situación actual de nuestro país, en contubernio con la dirigencia indígena, los manifestantes simplemente son utilizados, por tanto, el pueblo de Quito, y del resto de país debe estar pendiente para que tanto mentaliza dores, como aquellos que a nombre del paro han causado daños sean judicializados por atentar a la propiedad privada, a los bienes del estado la alteración a la libertad del pueblo a la provisión de bienes y servicios y que en forma arbitraria han paralizado, causando problemas a toda la población en la alimentación, la medicina, el gas, el combustible, esta paralización le cuesta cientos de millones al país, son responsables de la falta de atención que la gente que necesita como servicios médicos, tratamiento de diálisis, enfermedades catastróficas por lo que los reclamos deben ser canalizados con civilización, sin confrontaciones, los militares y policías son pueblo y si quieren ser gobierno tienen que seguir los canales democráticos, pero saben que con sus acciones nunca llegaran, por ser lideres negativos que nunca han visto por sus comunidades, que siguen postradas por sus malos dirigentes, que a pesar de haber llegado a cargos públicos con su voto nunca han atendido sus grandes y graves necesidades.

  9. Quiteños, hace 200 años dieron muestras de unidad y defensa de la ciudad y el país, fueron luz de América, hoy debe brillar más que nunca esa unidad para salir a demostrar que a Quito no se la destruye, los vándalos campean cuando no se reacciona, Guayaquil es un gran ejemplo de que cuando las autoridades se ocultan en islas o cantones externos, la violencia el crimen y el narcotrafico domina.

    Quiteños de bien protegan no a un presidente que está apenas un año, protegan la democracia.

    La narcomafia internacional liderada en el país por los correistas y los grandes conspiradores de la conaie y pachacutik vean que Quito no es su patio trasero, que Quito será nuevamente Luz de América ahora en contra del crimen organizado, mafias de la droga, saboteadores, seudos mesías.

    Quiteños reaccionemos

  10. Excelente artículo en el que se ve de cuerpo entero a estos destetables anarquistas que hablan a nombre del pueblo, el pueblo saqueado en más de 10 años de desgobierno, en los que las mafias narcodelictivas se posicionaron con fuerza y que ahora se han aliado a estos otros politiqueros para tomarse el gobierno. Con la fuerza de proveer bienestar y paz a los ecuatorianos, el gobierno se ha concentrado en combatir esas mafias delictivas. Y cuál es la respuesta: incendiar, vandalizar, robar, atacar, arrinconar a las autoridades. No quieren dialogar ni soluciones, quieren que haya gasolina barata y sin restricción para la narcodelincuencia. Eso, nada más.

  11. Definitivamente estamos viviendo en zozobra, pues los narcopoliticos harán uso de todas las herramientas legales,Ilegales y Económicas para apropiarse del Ecuador,y los Indígenas q se prestan para estas jugadas son piezas claves… cuanta ignorancia,como se benefician los dirigentes indígenas de su gente.
    Los mestizos q somos nosotros, debemos ser más organizados y TAMBIEN salir hacer frente a estos Vándalos, dejar por un momento nuestra zona de confort y salir a defender la Democracia, pues si no lo hacemos lo LAMENTAREMOS TODA LA VIDA.
    OJO NO SOY POLÍTICO, odio a toda la clase política.. pues con sus poquísimas excepciones, la mayoría son CORRUPTOS y ni q de decir de los Correistas.

  12. Todo esta claro de principio a fin, el narco delincuente y sus compinches quieren tumbar al gobierno para auparse con el esqueletico narco estado que ellos mismo manipularon y saquearon durante 14 años, asi lograran crear la comision de la impunidad para tapar la cloaca de sus asquerosos latrocinios

  13. Ecuador tiene que elegir: cooperar o colapsar. Los ecuatorianos estamos enfrentando a varias tensiones a la vez: la escasez de alimentos, la inflación, la persistencia de la COVID-19 , los efectos del calentamiento global y sobre todo la perversidad de ciertos políticos. Pero la cruel paralización de la economía ha generado un abrumador problema: más pobres que se llevan el golpe más duro, y la historia demuestra que el hambre puede volverse letal rápidamente.
    El Presidente Lasso tiene y debe rediseñar su politica económica: inclinarse por las políticas keynesianas antes que por las políticas neoliberales porque las circunstancias le exigen.

  14. Los correístas se quedaron con las ganas de despachar al presidente Guillermo Lasso. Todavía no saben qué los golpeó. Se vio desconcierto en sus rostros. Fue una jugada maestra del Ejecutivo en el ajedrez político.

    No a los sediciosos. Los ecuatorianos queremos trabajar en paz.

  15. Los Correistas organizados para desestabilizar la democracia, es algo que ya se sabe, esta tarea de ROBOlucionarios de corazón fétido de maldad, en las que figuran Lloret, Jarrin, la asambleista Monica del tubo, etc, son una lacra infectada por el resentimiento social que tienen, patéticos borregos de la narcopoliquiteria del prófugo de la justicia a quien los años sin tener poder y su consciencia le está debilitando hasta físicamente. La maldad siempre pierde! Ecuador ya los conoce y polit también. Ya viene la sorpresa.

Deja un comentario

Your email address will not be published.

*