Por la lucidez, desobediencia, ironía y obstinación

Señoras y señores, aquí no hay Estado

en Conexiones4P/Elenfoque/Info por

Cero y van dos: dos sentadas de los dirigentes indígenas con las cinco funciones del Estado para dictar sus condiciones. Es una rendición al revés. Porque ellos se sentaron ayer, como lo habían hecho en octubre-2019 como señores de guerra, con botín asegurado, parte del país bloqueado, ciudades desabastecidas o bajo el terror, como vivió Quito en días pasados, como vivió Cuenca ayer. Como ocurrió ayer noche en Shushufindi con ataque a un convoy militar, en el cual resultó muerto un sargento José Chimarro.

Leonidas Iza y los dirigentes de la Conaie se sientan con las cinco funciones del Estado, como si negociaran de Estado a Estado. Iván Correa y Francisco Jiménez a nombre del gobierno legítimamente elegido. Ellos como representantes del Estado paralelo, porque así se creen y actúan a cada vez que se les ocurre poner al Estado oficial de rodillas. Lo hicieron en Octubre-2019. 32 meses después lo están repitiendo sin que ese Estado haya rectificado o aprendido. Y permita, otra vez, que sus representantes sean humillados y basureados.

Iza y sus amigos no solo actúan como ejército invasor. Tratan al gobierno legítimo y a la sociedad con la animadversión que sienten los dictadores por sus dominados sin que esto preocupe a los mediadores del supuesto diálogo: son sus amigos. Y esos amigos les permiten llevar dirigentes por montones y barras que aúpen el maltrato a los interlocutores convertidos en punching-ball. Ellos les permiten transmitir la supuesta negociación no para llegar a un acuerdo sino para lo contrario: para incrementar los pedidos, mostrar hasta qué punto son inflexibles y obtener triunfos retóricos  tan ideológicos como predecibles.

El espectáculo grotesco de ayer es solo el retrato de un Estado que prueba, como ocurrió en octubre-2019, que, como institución política, es incapaz de imponer la ley en su territorio, proteger la seguridad de sus habitantes y de asegurar el orden público. Peor aún: no puede asumir su privilegio privativo que es, según la teoría clásica de Weber, “el monopolio legítimo de la fuerza física”. El uso legítimo de la coacción física para mantener el orden vigente.

No solo de eso es incapaz ese Estado cuyos representantes asistieron, como esculturas de cera, a la humillación propinada ayer hasta las diez de la noche. El Estado nacional no puede hacer que los ciudadanos asuman el orden jurídico. Una parte de la nación no ha interiorizado los fundamentos que debería llevarlos a obedecer la ley; a respetar las reglas de juego. Y el Estado no tiene medios para imponer ese respeto. Tampoco usa la fuerza que incluye capacidad de disuasión. Y eso ha sido evidente para el país en estos 15 días.

El Estado ecuatoriano es, entonces, una ficción. No logra cobijar y asegurar la convivencia de diferentes. Tampoco logra procesar los conflictos o asegurar el interés general por encima de las apetencias, por legítimas que sean, de un grupo específico. Este Estado rehúsa, cada vez que es requerido, cumplir las tareas que le impone la Constitución. Mantener el orden, por ejemplo, o proteger los derechos de sus ciudadanos. Iza y los suyos pueden reclamar y hacer uso de sus derechos. Pero en vez de hacer lo pacíficamente han cometido una letanía de delitos y hoy, en vez de estar ante los tribunales, se dan el lujo de citar a las cinco funciones del Estado para un show anunciado: obtener con creces lo que quieren y como lo quieren, humillar las cinco funciones y exigir, so pena de continuar el secuestro de la sociedad, total impunidad por la serie infinita de delitos cometidos. Y para quitar los ministros que no sean de su agrado.

El Estado ecuatoriano no es, entonces, ni el monopolio legítimo de la fuerza ni el garante de derechos para los ciudadanos. El Estado es lo más parecido a un tigre de papel o a un queso gruyer. Que parte del país esté paralizado, que Iza pueda fijar quién circula y qué circula, que dirigentes de la Conaie puedan decir, micrófono en mano, que no les importa si Quito muere de hambre; Todo eso habla de un Estado fallido. De un Estado de plastilina.

El país está ante una pesadilla cuyo género pertenece al surrealismo andino. El gobierno legítimamente elegido está convidado a firmar la capitulación. En esta parte del libreto, los secuestradores de la sociedad esperan que los gobiernos, en vez de hacer cumplir la ley, se aferren a los cargos. Como si no hubiera consecuencias inmediatas para el presente y el futuro en aceptar que el país sucumba ante aquellos que creen que la protesta social es sinónimo de barbarie y la política sinónimo de terrorismo.

Foto: Twitter 

27 Comments

  1. Este engendro Iza, si en vez de Ecuador estuviera en Cuba, Nicaragua o Venezuela, hace rato que lo hubieran encontrado comido de los gallinazos. Solo aquí se ve tanta indulgencia rayando en la estupidez. METANLO PRESO, hay leyes suficientes para encerrarlo de por vida.

  2. Con delincuentes no se dialoga peor negocia, éstos deben ser detenidos, juzgados y condenados. Las FFAA deben justificar lo que nos cuestan. El Gobierno del encuentro debe encontrar gente proba y capaz de amarrarse los pantalones y enfrentar este estado de guerra, y si no lo pueden, que escoja el pueblo mayoritariamente, mediante la muerte cruzada, así nos ahorraríamos más de 2 $ millones mensuales en mantener unos malos payasos llamados asambleístas

  3. Totalmente de acuerdo , aquí no hay Estado , vivimos un remedo de Estado , en el cual ni siquiera las Fuerzas del Orden ´pueden hacer uso legítimo de la Fuerza y parar toda la barbarie y anarquía que se ha desatado en el país . Y lo más triste , un Gobierno desorientado , que no sabe como parar la irrupción de estos delincuentes y terroristas ; que dice y se desdice , hace y deshace , ordena y da marcha atrás , permite que sus representantes vayan a un diálogo sin regla pre señaladas , enviándoles así al matadero : es decir vivimos una tragedia , sin que los ciudadanos de bien , avizoremos una tabla de salvación en el horizonte . TRISTE Y LACERANTE REALIDAD ESTAMOS VIVIENDO .

  4. José es hora de que la sociedad visualicemos el nuevo país que se está construyendo, un Ecuador con narco-guerrilla, financiada desde el exterior. Al presidente Lasso le toca asumir un rol histórico que jamás se lo imaginó, que es el de batallar por la democracia, y uso el término batallar no ingenuamente, sino con el amplio sentido que tiene. Los diez puntos planteados por la CONAIE son el pretexto, el fondo es otro. Hay que exponer las opiniones sin anestesia, sin rodeos. Y tenemos que exigir al gobernante firmeza extrema en esta batalla por la democracia.

  5. Una vez más José, coincido plenamente con su análisis… el Estado, salvo la Fiscal General, todas las funciones del Estado perdieron hace rato su autoridad moral y lo evidencian ahora..cómo es posible que en nuestro país no se haga nada contra terroristas, delincuentes, criminales y que debamos seguir esperando su regalada gana de levantar el paro ? Nuestras autoridades, burócratas de escritorio que solo les importa su puesto, incluido el Presidente, como ellos lo tienen todo a la mano, no sienten la urgencia del hambre, las pérdidas millonarias, el sufrimiento de los enfermos que necesitan auxilio hoy, no para mañana.
    Si el Presidente no actúa con la autoridad que tiene, está obligando a la gente de bien que es la mayoría, a salir a defenderse legítimamente, con impredecibles consecuencias.
    Sigue cuidando su imagen o efectivamente le faltan pantalones ?

  6. Cuando el estado no afronta la realidad de los hechos…..se vuelve un peligro para todos en muchos aspectos, inclusive puede estallar una guerra civil de grandes proporciones. No culpemos solo al gobierno de turno, todos absolutamente todos han tenido problemas con el sector indígena. Todos los estados del mundo están en la mira de de organismos que velan los «derechos humanos» y por desgracia muere alguien el estado responde. el artículo de José Hernández es una cruda realidad que nos invita a buscar soluciones

  7. Que pobre y nefasto departamento de comunicación tiene este gobierno, da una cadena nacional y luego se esconde, en tiempos de correa el torpedeaba a cada rato con cadenas nacionales sus condenas a estos actos de paros y huelgas, y con lo ocurrido en Shushufindi tenía la oportunidad mediante cadenas nacionales, mostrar a cada rato lo ocurrido allí, policías y militares heridos, la llevada del féretro del soldado caído, el dolor de sus familiares, su capilla ardiente, su traslado al cementerio, en fin dejar sin piso a sus matones, y mostrar al pueblo nacional quien tiene la verdad quien tiene a los muertos, y quien está poniendo las balas y barbarie.
    Tiene un pésimo departamento de comunicación.

  8. Que fuertes y duras palabras. Desde el título hasta el punto final del artículo. Ver como se va la oportunidad de salir adelante como país, luego de la pandemia. Con un buen precio del petróleo e incluso podríamos haber exportado otros productos por la crisis alimentaría que se avecina producto de la guerra. Otros países serán quienes lo hagan. La fragmentación y polarización no hace más que dividirnos y ser presa fácil de la demagogia disfraza de democracia.

  9. Jose, buenas tarde, yo los leo y basicamente estoy de acuerdo con ustedes. Solo quiero puntualizar que Elsie Monge no es monja. De lo que se ella decidio quedarse soltera pero no es religiosa.

  10. No es hora de atacar o criticar al Estado. Demasiado grave la situación; eso se debe dejar para luego. La estabilidad está en juego. Todo lo demás escrito es lo que sucedió. Su juego es aportar, Señor, no disminuir la posibilidad de de que este Estado realmente demócratico se vea gravemente afectado. Seamos positivos de una vez por todas!

      • De acuerdo con usted señor Hernández, es doloroso tener que criticar en este momento que vive el país, y sí, sólo la crítica puede ayudar a corregir. Lo lamentable es que parecería que el Presidente es sordo, o tan prepotente que no escucha, no pide consejo, no se hacer asesorar de forma correcta, y se ha dejado emboscar por una loca que se hace pasar por monja y defiende solo a los delincuentes, por un conspirador a la cabeza de la Asamblea, por un ex Juez Constitucional conocido por sus ideas de extrema izquierda, por un pseudo Defensor del Pueblo, entre otros, que cobijan al delincuente terrorista de Iza. Y ha dejado que más del 85% de los ecuatorianos nos sintamos tan desprotegidos y violentado nuestro derecho ciudadano al trabajo, a la salud, y a la paz.

  11. De acuerdo con su reflexion. No hay estado.
    Pero que hacer ante una manada de sicarios y terroristas que no tienen ni Dios ni ley ?
    Nosotros tenemos la solucion: miles , decenas de miles cientos de miles de ciudadanos ecuatorianos debemos salir pacificamente a las calles a demostrar que somos mas que estos criminales y demostrar nuestro apoyo a la democracia. Es ahora o nunca
    El que calla otorga, dice un dicho popular
    Que nos esta sucediendo, preferimos llenar los bares y restaurantes a salir a defender nuestro pais

  12. Eso pasa si un estado no aplica la ley desde el primer día. Deja pasar todo y luego creen que puedan hacer lo que les dé la gana. Estado flojo. Estado miedoso. Estado fallado. Tanto los municipios como el gobierno nacional fracaso total.

  13. Cuando la violencia impera no hay estado y no hay nada. Tampoco posibilidad de diálogo. El único lenguaje que entienden los violentos es el de las armas que en este caso se llama «legítima defensa». El Gobierno debe usar la fuerza para restaurar el orden y punto. Como escribió Maquiavelo: «Si una lesión tiene que ser hecha a un hombre, debería ser tan severa que su venganza no necesite ser temida».

  14. Totalmente de acuerdo con su criterio nos hemos visto pisoteados por estos seudos pacifistas que lo único que quieren es imponer sus demandas y humillar a quienes no estamos de acuerdo, y el estado nos deja en abandono total.

  15. El discurso populista nuevamente va tomando fuerza. Y van silenciando a los críticos del autoritarismo y la corrupción. Como algunos robolucionarios son panas de los narcos y vehementes en decir que hay que enviar a la casa a Lasso, y tienen coro con los indigenas. Entonces, validan como interlocutores a los nefastos del pasado, y no hay lío si se pacta con el líder de la pandilla o si, secretamente, acuerdan en la Asamblea. Hablan de represión, tal como lo denuncia Leonidas Iza. Detestan a la Fuerza Pública antinarco. Mientras quienes prometieron, juraron, defender el futuro del país y que no regrese el correísmo corrupto, hoy, hacen mutis por el foro. El gobierno también tiene culpa en este desastre, por no aplicar la ley como corresponde.

  16. Señor Hernández permítame felicitarle por sus oportunos y valiosos criterios expuestos en este artículo, nada más apegados a la verdad, el Ecuador es ya un Estado Fallido, y el señor Lasso ya nada puede hacer para garantizar el restablecimiento del orden y la Democracia, simplemente es un fracaso y un hazmerreir a nivel local e internacional. Le solicito comedidamente publicar su artículo a través de Facebook para compartirlo y de ser posible nos ilustre sobre que alternativas puede salir el país de este dilema. No me gustaba la idea, porque era una trampa con piola, la propuesta esgrimida por el Bloque de UNES, esto es que de manera inmediata se recurra a la muerte cruzada, para que se vayan todos y que de manera inmediata, conforme la Ley lo dispone, se convoque al pueblo, para elegir Presidente, Vicepresidente y Asambleístas, no sé que candidatos tendremos, pero salvo mejor criterio, es lo único que se me ocurre.

  17. A esta altura de la «movilización» ya no cabe disuasión. No entienden. Más bien se rebelan con más fuerza. Cabe ahora una acción definitiva con toda la fuerza constitucional, legal, institucional para «poner en orden la casa», pues está frase convertida en muletilla ante la falta de resultados, debe ser aplicada a la actual situación. La palabra clave y eje rector: ORDEN…!

  18. Si el gobierno no tiene la fortaleza y determinación…. simplemente debe dar un paso al costado y mandar la muerte cruzada. No puede ser que se permita más actos terroristas en el Ecuador a nombre de reivindicaciones sociales.

    Los policias y militares necesitan garantías para ejercer su trabajo, pues con esta función judicial es más seguro que sean encarcelados por disparar contra estos terroristas y si los terroristas son sentenciados, más adelante la Asamblea les dará la amnistía.

    Que alguien defienda a la Fuerza Pública.

  19. Pobre Estado, humillado, obligado a realizar lo que estos delincuentes ordenan la policía y fuerzas armadas destrozadas. El gobierno no puede garantizar la tranquilidad del país, donde estamos que una caterva de terroristas impongan lo que les de la gana sin que nadie les pare y encima la de porquería de asambleístas tratando de acabar con lo poco que queda de este gobierno timorato

  20. Que pena tener un gobierno blandengue, un presidente tímido, que pena que los ROBOlucionarios correistas ganen terreno, para apoderarse del poder destruyendo la democracia, para robar como ya lo hizo Rafael Correa un resentido social cuajado desde su Infancia.
    Un líder del mal, narcopolitico que con su verborrea engaña a la ciudadanía, un ser de corazón en tinieblas que utiliza al pobre diablo de Leonidas Iza ofreciéndole enriquecerlo mientras un pueblo indigena es carne de cañón.
    Esto debería hacernos recapacitar: como un puñado de guerrilleros puede tener de rehén a un estado?.
    No debemos olvidar como trató y humilló el prófugo Correa al indigenado y como montan hoy otra realidad, el Narcopolítico de Correa y sus seguidores son mafias de mitomanos organizados, pollos peligrosos.

  21. Tienen razón, los que me dicen, que estoy bien fuera del Ecuador. Por favor no vengas, ni de visita, el país ya no existe. Iza y sus huestes bárbaras se adueñaron de nuestro hermoso país.

    Que lástima, por mis familiares y amigos, quedaramos recluidos a una comunicación por teleconferencia, de esas que tienen todos los dias los asambleistas de UNES con su capo desde Bélgica.

  22. ¿Y la responsabilidad del gobierno? No aprendieron nada del 2019. Esta movilización estaba anunciada. No ocurrió antes por la pandemia. ¿No sabían qué Iza ganó la elección de la Conaie y cuál es su forma de proceder? ¿No hay servicios de inteligencia del estado? ¿Estos se eliminaron para reducir el «estado obeso»? ¿Había que apresar a Iza sí el paro no tenía la dimensión esperada cómo dijo el gobierno? ¿En un país diezmado ya antes de la pandemia, cabe qué el gobierno haga inversión pública por 67 millones en el primer trimestre, cuándo tiene hace rato más ingresos por petróleo e impuestos? ¿Son tan ingenuos qué creyeron que con la ley tributaria los correístas iban a dejar de joderlos? ¿Se justifica el vandalismo? NO. ¿Existen razones para la protesta? SÍ. ¿El gobierno ha avivado el fuego? También.

  23. Pobre Ecuador, entre narcos, la delincuencia comun, los correistas y la CONAIE, tienen de rodillas a los ecuatroianos de bien,por no hablar del presidente, al que pocos le trata con dignidad de un mandatario, elegido por la mayoria y en las urnas,: Nuca seremos Suiza,porque la de pedigueños, merecidos y golpìstas, estan en nuestros genes, y lo digo como indigena, que viendo el vandalismo me everguenza.

  24. Iza no es un dirigente es un terrorista doméstico con su media hora de fama y con barra propia, dice que denigran las luchas sociales, lo denigrante es la violencia que se ha convertido en su carta de presentación, habla de respecto cuando él no respeta la ley, y ahora quiere impunidad, sin observar que existe una la ley y que es para todos, se victimiza, dice que no va permitir que a su pueblo le vengan a humillar, pero quiere tener al pueblo ecuatoriano de rodillas. Estamos a tiempo si no, nos unimos como dice sarcásticamente personas de bien, cholos, mestizos, costeños indios todos somos ecuatorianos, para impedir, que siga violentando nuestros DERECHOS HUMANOS, no permitamos que desprestigie las marchas pacíficas incrementando el odio entre ecuatorianos nosotros no somos sus enemigos hay que combatir la corrupción, la delincuencia, drogas, violencia, pobreza. Lo que se pretende es romper la institucionalidad del país y esa no es la solución.
    Salgamos todos, No a la violencia si a la Vida

Deja un comentario

Your email address will not be published.

*

Las últimas de

Ir Arriba