Por la lucidez, desobediencia, ironía y obstinación

El correísmo expuso a uno de sus lame pies

en Conexiones4P/Elenfoque/Lainfo por

A los correístas hay que agradecerles por sacar de vez en cuando sus mediocres sumisos. Así no se olvidan. Hoy lo hicieron con el juez Juan Paredes, célebre por ser uno de los protagonistas de una de las más inmundas tramas judiciales de la historia del país: el juicio que Rafael Correa montó y manejó en contra de diario El Universo y su columnista Emilio Palacio.

La aparición de Paredes fue una suerte de acto fallido de los estrategas correístas que están montados en uno de los operativos políticos más ambiciosos en la agenda de la Asamblea: el juicio y destitución del Consejo de la Judicatura, cuyo verdadero propósito es abrir el camino para echar abajo las sentencias por los casos más emblemáticos de la corrupción del correato y habilitar políticamente a sus cuadros; entre ellos el prófugo Rafael Correa. Acto fallido, porque para lo único que sirvió esa comparecencia de Paredes fue para desempolvar su siniestro paso por el sistema judicial.

El asambleísta Roberto Cuero pidió la comparecencia de Paredes, aunque ésta no tenía ninguna relación con el juicio a los vocales por haber evaluado y destituido jueces que fueron parte del secuestro del poder judicial en tiempos de Correa. Por lo que se vio, el correísmo quería devolver a Paredes el viejo favor de firmar una extensísima sentencia condenatoria en contra de El Universo y Palacio que le llegó redactada en un pendrive desde el despacho de alguno de los palafreneros de Correa. ¿Cómo? Dándole un espacio para que se victimice, diciendo que el Consejo de la Judicatura lo está persiguiendo políticamente.

Paredes fue denunciado el 21 de marzo por los propietarios de diario El Universo ante el Consejo de la Judicatura. Para hacerlo se basaron en la sentencia de la Corte Interamericana de Derechos Humanos que condenó al Estado ecuatoriano por el caso en el que Paredes aparece como uno de los responsables de aquella infamia. Esa denuncia está en manos del pleno del Consejo de la Judicatura para que tome una decisión.

Denuncia en contra del juez Juan Paredes

Cuero quería que Paredes aparezca acusando a María Josefa Coronel, directora de la Judicatura en Guayas, de perseguirlo por correísta, seguramente pensando que así el pleno del Consejo se inhibirá de destituirlo. Sin embargo, flaco favor le hizo a Paredes: su comparecencia será recordada por haber resucitado el infame episodio del juicio a El Universo y por haber puesto al juez en ridículo.

El que se encargó de hacerlo fue el presidente de la Comisión, Fernando Villavicencio. Luego del inocuo y bobo interrogatorio de Cuero, Villavicencio pidió a Paredes que trate de hacer algo de memoria del caso El Universo. «¿Usted recuerda un pendrive que se llamaba Chucky Seven?».  Paredes respondió con un «desconozco» que corrió por las redes por absurdo y ridículo. ¿Cómo más piensa Paredes que se le conoce en el país sino como Chucky Seven, por haber sido el nombre del memory flash o pendrive en el que le llegó la sentencia en contra de El Universo? Villavicencio se solazó con el espectáculo que Paredes estaba haciendo y volvió a preguntarle si conoce algo del caso llamado Chucky Seven. El juez, a quien se le notan los 11 años que han transcurrido desde el juicio, volvió a repetir «desconozco».

Lo cómico del «desconozco» se transformó pronto en patético cuando Paredes, evidentemente sin argumentos para escapar del tema El Universo, solo atinó a decir que en la sentencia de la Corte Interamericana de Derechos Humanos no se menciona que cometió «error inexcusable», como se señala en la denuncia de los propietarios de El Universo. Argumento pueril y sin sentido, si se toma en cuenta que el concepto de «error inexcusable» no existe ni tiene por qué existir en la jurisprudencia de la CIDH, sino en el sistema de control judicial que hay en el Ecuador. «Eso no está en la sentencia de la CIDH», repitió dos veces sin negar, en ningún momento, las imputaciones que se hacen a su actuación en ese caso y que son parte de los argumentos por los que la CIDH condenó al Estado ecuatoriano.

“Mi actuación ya fue juzgada por la Justicia ecuatoriana”, dijo Paredes. Como si no fuera evidente y obvio que esa Justicia que lo absolvió era exactamente la misma que obedecía al pie de la letra las órdenes de Correa y a la que él se debía con servil obediencia.

Foto: Asamblea Nacional

12 Comments

  1. Dr. Pallares gracias por publicar este artículo que deja al desnudo toda la podredumbre que genero Correa y que envolvió a tantos estúpidos y tarados como este delincuente, mal llamado «juez» Paredes. Que asco de gentuza tenemos como abogados y jueces en nuestro pobre país, quienes por unas pocas monedas son capaces incluso de vender su alma al diablo.

  2. Mientras los abogados del país que hacen estupideces, NO sean castigados como dicen las leyes, que dicen saber y defender, el sistema de justicia seguirá siendo una basura.

    Esto incluye a los abogados que ejercen un cargo en la función pública:
    -Por qué el Procurador General NO pidió la destitución de Paredes, luego de recibir la sentencia del caso El Universo por parte de la CIDH?
    -Por qué la Fiscal General NO metió presos a la dirigencia indígena de la CONAEI por Octubre de 2019, a pesar de tener pruebas?
    -Por qué los activistas de la corte constitucional, fallaron que los jueces que atienden casos de derechos humanos NO prevarican?
    -Etc..

    Incluye los abogados que ejercen la práctica privada, que son los que defienden a sapos y culebras:
    -Por qué no se ha sancionado a los abogados que piden acciones de protección sin sentido en jurisdicciones que no corresponden?
    -Por qué no se ha sancionado a todos los abogados que usan la fiscalía, para resolver cuestiones que no pertenecen al ámbito penal, como deudas que pretenden ser resueltas como si fueran estafas?
    -Etc…

    Y también incluye a todos los abogados que hacen opinión pública, proponiendo tonterías, describiendo problemas sin dar soluciones reales, rasgándose las vestiduras, pero que en la práctica no denuncian a los malos abogados y malos funcionarios para sacarlos de la función judicial.

  3. Espeluznante solo pensar que el actual presidente, con su «forma de gobernar» se ha convertido en el mejor promotor para conseguir el regreso de toda la manada delincuencial, de la loca del ático, su impunidad y para colmo para que otra vez puedan convertirse en amos y señores de nuestro sufrido Ecuador.

    Se imaginan nuestro país entregado a todos estos «lame pies» nuevamente???

  4. En nuestro país es «prohibido olvidar a estos actores secundarios, que por un mendrugo se vendieron para causar daño a nuestra democracia, tal como sucede hoy en día con otros actores, que tienen secuestrada la justicia, gracias a ciertas autoridades que no tienen pantalones para poner en orden a jueces, fiscales y abogados que juegan con fuego y se enriquecen con fallos y trafasías dignas de una película de terror y en beneficio de quienes han violado la ley y la Constitución.

  5. Un claro ejemplo de lo que pasa en nuestro pobre país , secuestrado y en manos de mafias politiqueras !!!!!! . Que este Juez venal , Paredes , todavía esté » ADMINISTRANDO JUSTICIA » , y que un individuo como Cuero , de quien no nos hemos olvidado en su paso por la Gobernación de Guayas , son un ejemplo más de toda la ignominia , instaurada por la ROBOLUCIÓN ; y que sigue intacta , gracias a la ingenuidad y negligencia del actual Gobierno .

  6. Que más se puede esperar de un levantamanos lameculos como Cuero, que ser inicuo y bobo al abrir la boca? Absolutamente nada..Paredes queda marcado como Chucky seven y eso no se lo quita ni siquiera la Alexis Mera.

  7. Con «jueces» como Paredes, nunca vamos a salir del sub desarrollo. Estos cretinos deben estar en la cárcel. Hasta cuándo abusarán de nuestra paciencia? Martín Pallares lo caifica benignamente como lame pies, pero es un vulgar lame culo. Son gente indeseable que se arrastran como la serpiente.

  8. Hay innumerables temas importantes en el mundo: la tensión en Taiwan, la brutal sequía y la crisis energética en Europa, la inauguración del primer presidente izquierdista en Colombia, la crisis alimentaria global, escaramuzas de guerra en múltiples lugares, países que bordean la hiperinflación, la inminente crisis de deuda soberana, señales muy peligrosas de una guerra civil en Estados Unidos.

    Estamos viviendo una época de turbulencia sin precedentes. Si tenemos suerte, surgirá un nuevo orden mundial. De lo contrario, es posible que la humanidad no sobreviva para contarlo.

    Sería bueno que 4p aborde alguno de estos temas.

  9. Mejor vale olvidar a infelices como Paredes. Seres sin escrupulos, sin verguenza y fieles lameculos del profugo Rafael Correa. Basuras como Paredes deberian ser prohibidos de ejercer la abogacia de por vida. Que se puede esperar de un adefecio que se vende al mejor postor sin importarle nada las consecuencias de su imbecilidad?

Deja un comentario

Your email address will not be published.

*

Las últimas de

Ir Arriba