Por la lucidez, desobediencia, ironía y obstinación

Almeida, el zar de la cochambre socialcristiana

en Conexiones4P/Elenfoque/Lainfo por

Que un asambleísta impresentable, que muchos de sus compañeros de bancada saludan tapándose la nariz, se haya convertido en el rostro visible que impulsa los más importantes puntos de la agenda legislativa del Partido Social Cristiano, PSC, es síntoma del agotamiento y disfuncionalidad política por la que atraviesa ese partido. Durante las últimas semanas, Luis Almeida se ha consolidado en algo así como el buque insignia de la bancada de Jaime Nebot, en tres objetivos que tiene ese partido en la Asamblea en alianza con el correísmo: la toma de la administración de justicia mediante el juicio y censura a tres vocales del Consejo de la Judicatura, la salida de la actual administración de las aduanas y el asalto al Consejo de Participación y Control Social, Cpccs. Ah, y de la posesión de un Superintendente de Bancos que es un auténtico peligro público.

Almeida es quien da la cara y con más vehemencia empuja estos objetivos relegando al jefe de la bancada, Esteban Torres, a tareas discretas y grises: la coordinación, la comunicación con otras bancadas y alguna aparición en los medios.

La burda y destemplada aparición de Almeida el domingo anterior, en el programa Políticamente Correcto de Ecuavisa, hizo que algunos de sus coidearios desearan ser tragados por la tierra de la vergüenza. Ese es un epifenómeno de la crisis en el PSC. En realidad, Almeida está encargado de hacer los trabajos de alcantarilla que Nebot necesita. En Políticamente Correcto, Almeida cumplió el libreto que su partido ha trazado para justificar la decisión de acompañar al correísmo, en lo que se perfila como uno de las más escandalosas operaciones políticas de los últimos meses: abrir el camino para que se declare la nulidad de las sentencias condenatorias de Rafael Correa y sus lugartenientes, para así habilitarlos políticamente.

El primer cometido fue hacerse el loco con el tema que más cuestionamientos ocasiona la decisión socialcristiana. «No hay que ver cucos donde no hay, en el Gobierno (de Lasso) el 80% de los funcionarios son correístas y Lasso ya pactó con Correa». Eso dijo al periodista Carlos Rojas cuando le pidió que explique las razones por las cuales el PSC se ha embarcado en un objetivo cuyo mayor beneficiario será Rafael Correa. «El verdadero problema en esto es que han habido problemas en la Justicia en los últimos 30 años y ahora todo es más grave».  Cuando Rojas insistió en si creía que la destitución de los jueces correístas que no pudieron pasar la evaluación que les hizo el Consejo de la Judicatura fue una injerencia política en la Justicia para perseguir al correísmo, Almeida nuevamente se hizo el loco: «Vea, más allá de aquello… Yo creo que se hizo bien, pero eh… eso le va a costar al Estado mucha plata». Se refirió así a una imposible condena internacional al Estado por por una demanda que han hecho los ex jueces de los casos emblemáticos del correísmo, por haber sido expulsados de la CNJ.

De a poco, Almeida fue convirtiéndose en el centro del programa, no por la lucidez de sus argumentos ni por los aportes al debate, sino por sus destemplados gritos con los que acusaba de corrupción y de estar conchabados con el Gobierno a los dos contertulios que lo contradecían: el presidente del Consejo de la Judicatura, Fausto Murillo y el asambleísta Fernando Villavicencio. Cuando se dio cuenta que la había embarrado, acusó al periodista de haber estado coludido con los otros contertulios. «Por eso no quería venir: Yo sabía que iban a ser tres en contra de uno. Usted se manifiesta con ellos», dijo a Rojas recurriendo al típico recurso del mal perdedor: «el arbitro estaba vendido».

Almeida naufragó en su propia tinta. Su estrategia para tratar de espantar cualquier sombra de colaboración socialcristiana con el correísmo, para habilitar a Rafael Correa, fue un fracaso y sembró muchas más suspicacias. Se hizo visible en el silencio que el socialcristianismo mantuvo en redes sociales luego del programa, mientras en los cuarteles de Murillo y Villavicencio muchos se frotaban las manos. La imagen que Almeida dejó de él y de su partido fue miserable por su burda presentación  y los  pretextos indefendibles que el PSC se ha inventado para sumarse al correísmo y alzarse con la  Justicia.

Foto: Caption de Políticamente Incorrecto

La codicia por las aduanas sacude a la Asamblea

17 Comments

  1. Narco correa jamás logrará desaparecer al psc ni con toda la contaminación que ha hecho atraves de algunos vendidos y del marido de Cinthya VITERI todos ellos saldrán de allí a la cárcel pero el partido renacerá y se limpiará solo nebot no es un decrépito como dicen por ahí nebot es una persona muy sensata y muy seguro de lo que hace y ya lo dijo muchas veces en la política se habla con el diablo también nebot Fue obligado por el mismo pueblo el cual primero vota por el correismo para que ponga leyes y luego señala como culpable al presidente de la República si el pueblo no cambia nada cambiará el pueblo ha hecho que estos partidos se contaminen nebot quiso ser presidente dos veces nebot ha defendido la libertad tantas veces nebot le cambio la cara a Guayaquil sinenbargo muchos se dedicaron a odiarlo solo por hacer eso la envidia de otras provincias y de ciudades que siempre quisieron pisotear a Guayaquil está ciudad ya no era la misma había mejorado nebot es intachable incluso haciendo los pactos que hace puedo comprenderlo Es el pueblo que está mal y que no quiere reconocer sus grandes errores han pasado factura la solución está en el pueblo en esa parte de pueblo que sigue teniendo la envidia y el egoísmo como base principal en sus vidas y la hipocresía junto al resentimiento social el resultado de esos sentimientos negativos se llama correismo y pachacutik y esto hemos ganado un país en crisis caotizado y lleno de corrupción y de incoherencias la respuesta seguir estando en el Pueblo!!!!!!!!

  2. Luis Almeida una vergüenza sin nombre, sinónimo de de burdo, de hombre sin una mínima dedicación, de decadencia de valores, de mentira, de fetidez política, de descomposición, sinónimo de insulto, de lo que nadie quiere ser nj el ser más miserable.

  3. De tipejos oportunistas inescrupulosos y sin sentido comun esta llena esa cloaca legislativa salvo muy rarisimas excepciones todos esos levantamanos que no tienen ni siquiera la mas minima idea de lo que hacen o saben demasiado para eludir leyes corromper personas y servir a sus propios intereses y de los que les llevan las correas deberían desaparecer menos legisladores y burocracia más dinero para educación que tanto parece hacer falta a personajes como el «honorable» Almeida y otros de su nivel moral e intelectual.

  4. La Sra. Maria, segundo año de primaria, públicamente manifiesta que ella voto por Almedia, porque él le ofrecio un poco de cascajo para rellenar su casa en bastión polpular. Que tal. Esa es la razón, porque el Ecuador es pan comido para estos inescrupulosos negociantes de sueños.

  5. Este asambleísta es un peligro público, un contreras a tiempo completo, enemigo de la democracia, su unico fin es limpiar el honor de su sobrina, para sus fines no importan los medios y con quien tenga que pactar, el país y su gente le importa un comino y lo infame de esto es que utiliza un partido político para defender lo indefendible, al unirse en la asamblea con quienes saquearon este país a nombre de la revolución, el Ex presidente León Febres Cordero debe estar que ruge de pena al ver en lo que se ha convertido su partido político

  6. ¿Y cuánto dijeron que debe este pajarraco al Estado? De las deudas que tienen con el Estado, no se acuerdan, pero sí son hábiles y exigentes para acomodar en las tetas del Estado a parientes. Y llegan a ser poderosos. Un primo saquecelá de jefesazo en una institución y el otro, en otra. U otra de alcaldesa y la ñaña de diputada. Y así tenemos bandadas de familias de pajarracos que van dejando a este pobre país en huesos. Quienes no tenemos escapatoria somos los del pueblo, guácharos, nadie nos libra de pagar impuestos (=alimento de guacharnacos), reales o inventados, como los de los foto-radares que miden la velocidad y la multiplican por dos de tal modo que hay que vender el cacharro para pagar la «infracción». Invento moderno de extorsión. Y no hay quién ponga orden en el despelote, como la re-re-re-cedulación (por si acaso ya no sea el mismo) . Y si no hay especies, espere. Mientras tanto, no eres. Verdaderamente que parecemos ser de un BAN TUSTÁN del África, vecinos de Boputaswana. (Bueno, es que estamos cerca).

  7. Viendo a Luis Almeida, muchos pensaran que los requisitos son ser: cínicos, mentirosos, vagos, amnésicos, ignorantes, oportunistas, prepotentes, belicosos, etc.

  8. Tiene toda la razón. Es un impresentable, tanto el como su sobrina lo son, lo sabemos todos. Pero todo sigue igual. El gana mucho más que todos nosotros, los que tenemos un trabajo, y en realidad cumplimos con nuestras obligaciones. A el no le pasa nada. No trabaja, no piensa antes de hablar y no pasa nada. Esa es nuestra realidad lamentablemente.

  9. Ya no causa sorpresa la bajeza de quienes hoy conforman el partido Social Cristiano en Ecuador. Un partido que en el pasado fue respetado y entre sus miembros tuvo grandes personajes, hoy es un nido de ratas, lleno de individuos sin moral ni principios, dispuestos a aliarse con la podredumbre del Correismo, sin la menor verguenza. Nadie siente respeto hoy por este partido, destinado a desaparecer y ser olvidado dentro de poco tiempo. No hay ninguna diferencia entre los correistas ladrones y corruptos y los Social cristianos. Son tal para cual. Mas bajo ya no pueden caer.

  10. Lo increíble , que un descalificado como este Sr , Guacharnaco Almeida , siga actuando en política , y sea la voz cantante del PSC . Realmente una vergüenza !!!!!

  11. Discursos largos y aburridos en la Asamblea, políticos como Almeida que fanfarronean y toman posiciones . Como el deseo de Iza y Correa de participar en un asalto a Carondelet con la anuencia de Virgilio Saquisela y, siendo realistas, ya no hay duda de que Virgilio y su primo intentan desbaratar la democracia y, cuando todo lo demás falló, ahora buscan justificar su hipocresía. Las acciones del presidente de la Asamblea fueron lo peor que ha hecho un «supuesto» representante del pueblo. Ni hablar del Sr guacharnaco que sus propios coidearios del PSC se le esconden porque saben de que pata cojea. Por otro lado el ministro «tiende puentes» busca diálogos,con quién? Basta de tanta farsa.

  12. La palabra guacharnaco no tiene origen en la Sierra, es una deformación de guacharaco/ca
    nombre de una ave de la amazonía, de color negruzco, vocinglera y de mal olor lo que le calza perfectamente a éste.

  13. Si, este impresentable asambleista Almeida realmente la embarro al PSC, hace ver que atropella a Esteban Torres; Nebot al parecer no se inmuta, en verdad está anciano y decrépito, pues no se da cuenta que se ha convertido en un títere del correismo y que con seguridad al tener otra vez Correa poder le patiara y le dejara sin pan ni pedazo, en verdad Nebot, el cachorro de León no aprendió nada del líder León Febres Cordero, vaya otros tiempos. Los Social Cristianos están a punto de ser comidos y borrados del mapa por Rafa la Rata fugitiva.

    • Yo creo que Almeida no embarra al PSC, estimado Fer. Mas bien es el adorno que a algunos ecuatorianos aun les gusta de la politia sucia del PSC: vivarachos, mentirosos, gritones, descarados, sinverguenzas, arrogantes, … dotados de todo lo sucio que la politica tiene, con teatro «propio» para exhibirse: la asamblea. Sumele «ladrones» y ya son lo mismo que «correistas».

      Saquicela y Almeida son la caricatura perfecta de lo que hoy es la asamblea. Hasta los buenos modales les son escasos.

    • Dudo mucho que el psc DESAPARESCAN harán una limpieza del partido y listo solo hay que borrar al correismo ellos son la podredumbre sin duda es tan fácil culpar al psc cuando la misma población los obligó a pactar con el diablo al poner derecha de presidente y la izquierda mayoria de pachacutik y unes a legislar la en la asamblea??? El correismo siempre quiso eliminar al psc siempre fue su enemigo te puedo garantizar que más destruido está el correismo que el psc el correismo será olvidado y destruido peor o igual que los bucaram sinenbargo el psc es como el infinito siempre renacerá de las cenizas como el ave fénix.

  14. Este impresentable le viene robando cargos públicos al País desde la época del Loco que ama (pero el lleve). Algún ciudadano o político que le haga entender que los ciudadanos 🇪🇨 ya maduramos y entendemos que los gritos y empujones en la política ecuatoriana ya paso de moda. Tiene bien puesto el apodo de «guacharnaco». Lastima por las personas que lo eligieron sabiendo lo sabido que es.

Deja un comentario

Your email address will not be published.

*

Las últimas de

Ir Arriba