Por la lucidez, desobediencia, ironía y obstinación

Iván Saquicela es una vergüenza

en Conexiones4P/Elenfoque/Info por

A simple vista es un prohombre. Cortés, respetuoso, delicado, de un barroquismo formal y verbal que compedia todos los buenos modales impresos en el Manual de Urbanidad de Carreño. Un ejemplo chapado a la antigua. En la realidad, Saquicela es un oportunista político que replica, como si hubiera salido del mismo molde, a su primo Virgilio Saquicela, presidente de la Asamblea. ¡Qué duo!

Iván Saquicela es la explicación de por qué la Justicia anda por los suelos en los afectos de los ciudadanos. No solo es juez: es el presidente de la Corte Nacional de Justicia. Su cálculo político -porque anda empeñado en esa carrera- le impide cumplir con los fundamentos que, como miembro de la rama judicial, debería encarnar: virtud, derecho, ética, ejemplo. Esos son los atributos que el país reclama de los jueces precisamente en este momento en que el correísmo, el socialcristianismo, parte de los independientes y renegados de Pachakutik quieren alzarse con el Consejo de la Judicatura, cambiar jueces y, mediante pedidos de revisión, exculpar a Correa y a sus socios corruptos. Es el momento en que el máximo exponente de la Justicia, consciente de esa operación de ostensible metida de mano a la Justicia, debería estar liderando una campaña para el Consejo de la Judicatura se profesionalice, se depure y, en conjunto, puedan extirpar cualquier posibilidad de que los políticos corruptos sometan a los jueces del país.

Pues no: es el momento escogido por Iván Saquicela para entregar el Consejo de la Judicatura a las mafias políticas del país. No lo hace como víctima de esa realidad que el país arrastra. Hay recuerdos vivos de León Febres Cordero, reuniéndose con la mitad de la Corte Suprema de Justicia en casa de su presidente Galo Pico. Saquicela lo hace enviando una terna al Consejo de Participación Ciudadana y Control Social para que de allí salga el presidente del Consejo de la Judicatura.

Era un momento ideal para que Saquicela mande un mensaje de independencia, probidad, profesionalismo y ética ante la exasperación nacional que ve cómo jueces alquilados por políticos y delincuentes acaban en minutos con el trabajo que la Fiscalía y la Policía tardan a veces meses en redondear. Saquicela hizo exactamente lo contrario: envió una terna en la cual hay dos candidatas impresentables: Maritza Romero Estévez, jueza de la Corte de Pichincha. Y María Fabiola Gallardo Ramia, presidenta de la Corte de Justicia del Guayas. Martiza Romero tiene un entronque orgánico con el correísmo, fue militante de Alianza País, funcionaria en ese gobierno y como jueza ha hecho maravillas como evitar traducir en justicia, durante un año, a Paola Pabón tras el intento de golpe de Estado de Octubre 2019. Fabiola Gallardo es cercana, en cambio, al PSC y a su haber tiene haber exculpado a Álvaro Pulido, un colombiano cercano a a Alex Saab, en un caso de lavado y exportaciones ficticias.

Saquicela no tiene, al parecer, jueces a su alrededor que tengan una hoja de vida presentable en la crisis profunda descofianza que atraviesa la Justicia. Su terna es, dijo a Expreso, en una clara muestra de cinismo, “un mensaje de independencia”.

En realidad Saquicela juega en dos puntas. Porque, además de la terna, está haciendo personalmente lobby para que la Asamblea Nacional destituya al presidente del Consejo de la Judicatura, Fausto Murillo, y otros dos vocales, Juan José Morillo y Ruth Barreno. Lo acaba de denunciar Dalton Bacigalupo, asambleísta de la Izquierda Democrática. Según él, el presidente de la Corte Nacional de Justicia usó a Orlando Albornoz, un intermediario en Cuenca, para pedir a asambleístas de la Izquierda Democrática, votar por la destitución de los tres vocales. Bacigalupo dijo a 4P que él se negó a hablar personalmente con Saquicela: lo llamó dos veces y le escribió por Washapp. Pero Bacigalupo sabiendo que estaba haciendo lobby, le respondió: abstente.

Una vergüenza que la persona que debería ser el máximo referente de la Justicia del país envíe esa terna, se siente con gente que tiene causas pendientes con la Justicia y pida votos a los políticos (que los canjean) para remover tres vocales del órgano que gobierna y administra la Justicia.

Saquicela debe renunciar.

Foto: diarioExtra

20 Comments

  1. Adelante periodista José Hernández, los ciudadanos honestos del país SI RECONOCEMOS, la extraordinario labor periodística en defensa de la verdad, para que los incautos no caigan en la trampa de intereses, corrupción, vulgaridad, mercenarismo y toda clase de porquerías que abundan en los políticos, en la asamblea y en algunos miembros de las altas cortes.

    El señor Gustavo Spin, al tachar al digno periodista Hernández, si debe ser un verdadero asalariado de intereses nefastos, un desinformado, un fanático, un hombre sin conciencia de país.

    Adelante periodista Hernández, ojalá la patria contara con muchos con sus antecedentes de periodista honesto, profundamente informado, valiente y compromiso solo con la verdad

  2. Si Luzbel se hizo Lucifer, con más razón un pobre humano puede ser tentado por la soberbia y ansias de poder; si Eva fue tentada por Lucifer, es claro que , Ivan Saquicela fue tentado por los mismis diablos de Rafa y Nebot.
    Ahora el duo Saquicela son sinónimo de sinverguenzería e inmundicia,
    ¡ pobres angelitos caídos !

  3. Saquisela=correa=narcojueces=
    narcodiputados=narcoconsejales=
    narcounes=narcocentrodemocratico=narcojairala=narcoterroristas

    Y un largo etc etc

    Diez años de narcoestado

  4. «Cada cosa se parece a su dueño», «el empleado hace lo que su jefe controla»; estas son dos frases que calzan en este análisis sobre una Justicia pobre, lánguida, no por falta de leyes, sino porque quienes lo aplican no son las personas adecuadas, no hay liderazgo. «La justicia es un valor que inclina a obrar y juzgar, teniendo por guía la verdad y dando a cada uno lo que le pertenece. La justicia como valor democrático es un nivel que se desea alcanzar y está vinculado estrictamente al valor del bien general». (tomado de internet)

  5. !Empezo la campaña sucia de los periodistas asalariados.!

    Le refresco la memoria señor Periodista Hernandez, “Dr. Iván Saquicela Rodas, fue parte del Tribunal, que sentenció al expresidente Rafael Correa y otros por cohecho en el caso Sobornos. También conoció el proceso por lavado de activos contra el exministro Alecksey Mosquera y la etapa de instrucción fiscal por peculado contra el exvicepresidente Jorge Glas y el exministro Carlos Pareja Yannuzzelli.”

    Eso significa, que juez Ivan Saquicela, es un ciudadano probo, comprometido con la Justicia, que no le temblo el mallete al sentenciar a estos vivarachos.

    • Gustavo,
      1. Usted debería, ya que habla de un tema de Justicia, empezar por ser coherente. Si nos acusa de ser asalariados, diga de quién o quiénes nos alquila. Y pruebe, porque si conoce harto a Saquicela, parece que no nos conoce: no nos alquilamos. Diga y pruebe. De lo contrario es un pobre chismoso o un trol; roles que supongo no tiene.
      2. Que alguien haya sido, no significa que siga siendo.
      3. Ya que parece conocer tanto a Saquicela, quizá sepa y pueda decir qué estuvo haciendo en Bogotá.

    • Para afirmar que «empezó la campaña sucia» debería demostrar que lo que se argumenta en el artículo es falso. Fácil.
      Adelante 4-P; no se amilanen, que el pueblo honrado necesita conocer los «méritos» de quienes manejan el Estado. En caso contrario, no saldremos del círculo vicioso.

  6. Como usted bien describe señor Hernández, este ser se jacta de aparentar hablar parsimoniosamente, con aparente respeto y buenas costumbres, con aparente conocimiento de las leyes, con voz de sacerdote diciendo la homilía, cuando en realidad esconde las más oscuras intenciones y actuaciones en todos los ámbitos de su vida. Quien en la vida pública actúa cínicamente como lo está haciendo este hombre, habría que buscar un poco más en su vida privada para quedar aterrados de lo que se encontraría, pues lo primero solo puede ser reflejo del origen de su formación y educación. Y este ser representa a uno de los poderes del Estado, por favor!!!

  7. Lo dije y repito , estos primos Saquicela son un peligro para el país ; y como son oportunistas y arribistas , ahora presiden dos FUNCIONES DEL ESTADO . Ecuador , cómo hemos caído tan bajo !!!!!

  8. Por qué será que todo aquel que quiere ser autoridad, administrador, dirigente, etc., lo hace con un interés de por medio, pero intereses que no tienen nada que ver con el progreso del país, con terminar con la desocupación, con la inseguridad, son intereses muy particulares, partidistas, vanos, vanidosos, inmorales, deshonestos, me pregunto si alguna ves recibieron valores y principios, en su casa, de parte de sus familiares, sus educadores o entendieron mal o no recibieron éstas normas de conducta? Realmente me da pena y me preocupa que hasta la presente fecha no aparezca alguien que no tenga o se desprenda de todas las taras prenombradas y trabaje de verdad por toda una nación.

  9. Que se puede esperar de una justicia politizada al compas del »DIOS»dinero mal habido, por lo que mafiosos de todas las calañas buscan a toda costa tener jueces y fiscales de bolsillos para favorecer a criminales, y ladrones encorbatados, profugos y sentenciados por la justicia.

  10. Que bestia, Ivan Saquicela parecía un hombre a carta cabal, nos engaño es otro correista sinvergüenza, que pena se cayo su imagen de hombre justo y honorable al suelo. Lobo disfrazado de oveja.
    Pobre país con personas como él.

  11. ‘Un mensaje de independencia”? Un mensaje de imbecilidad y sinverguenzeria seria mas adecuado. Al igual que su primo, los saquicela resultaron otra porqueria. En lugar de servir al pais, solo sirven de lameculos de Rafael Correa, el ex narco presidente, hoy profugo de la justicia y refugiado en un atico Belga. No es de admirarse, basta verles la cara para saber lo que se puede esperar de ese tipo de basura. Que pena por mi pobre pais, la justicia en manos de corruptos impresentables, sin moral ni principios de ninguna clase.

  12. Ecuador, que alguna vez fue una democracia sólida, ha caído en una zona de desastre económico, en la que la mayor parte de la población padece hambre y está gobernada por los que, en general, se consideran «salvadores de la patria». El dirigente responsable de gran parte de este deterioro, Rafico, vive en la sombre buscando jueces venales que archiven sus sentencias y regresar por más. Perú, en 1992, el entonces presidente Alberto Fujimori disolvió el Congreso controlado por la oposición, que estaba haciendo gestiones para destituirlo. El presidente Lasso podría hacer lo mismo cuando los primos Saquicela buscan derrotarlo?

  13. ser Saquicela parece ser sinònimo de corrupciòn, intereses mezquinos, falta de inteligencia y probidad. Todo eso independientemente del evidente origen humilde de ese apellido, al que sin duda, deshonran. Parecerìa que estos trepadores sociales solo tienen algo en su mente: dinero, pues es obvio que su limitada capacidad intelectual es aprovechada por los delincuentes mayores para hacer lo que hacen. Fieras ansias de estos arribistas de cuarta!!!

  14. Que la justicia(?) esta podrida estimados amigos, es una verdad de Perogrullo.
    Así como es infame su proceder al desvanecer juicios y entregar medidas sustitutivas a delincuentes, tanto a los de cuello blanco como a los narcos.
    Lo que si me causa sorpresa es que aun vidrio este en la cárcel…..ojala y cantara como Pavarotti para de una vez y por todas convencer a una tracalada de borregos que añoran la venida de Mameluco.

  15. No sólo debe renunciar ese lambón y labioso de Saquisela..y sino sacarlo a patadas de su «trono»( golpes de coz en la parte del cuerpo humano constituida por las nalgas, llamado también aposentas). Y vaya primos que tiene. Con familia así, mejor ser huérfano!

  16. Jose recuerde que haces pocos dias se asusto por escribir que Ecuador necesita como presidente un Bolsonaro, Buchele?

    Con las cosas que estan negociando los correistas, Ivan Saquicela y demas politicos que unicamente se preocupan de sus intereses personales, no cree que necesitamos un verdadero cambio con mano dura para eliminar estos satrapas?

Deja un comentario

Your email address will not be published.

*

Las últimas de

Ir Arriba