//

Correístas y nebotistas, como perro en misa

lectura de 5 minutos

No lo pueden negar: están desconcertados. El correísmo y el nebotismo, tan duchos en operaciones políticas de todo tipo -sobre todo las de alcantarilla- no pueden creer lo que les está pasando: no han podido asaltar el Consejo de Participación Ciudadana y Control Social, Cpccs, encargado de designar a las autoridades de control. No lo logran aún, a pesar de que, en este gobierno, lo vienen intentando desde junio de 2021.

Lo tenían previsto para esta semana que se cierra, para ellos, como actores de un papelón. Les tocó incluso recurrir a la Justicia para que dirima el entuerto creado con los cuatro consejeros del Cpccs que sus bancadas y sus aliados enjuiciaron y destituyeron este 18 de noviembre. En esta movida se muerden la cola. ¿Acaso Virgilio Saquicela, presidente de la Asamblea, y sus patrocinadores, en particular Esteban Torres, no habían rechazado “la injerencia de la Justicia” en el caso de Guadalupe Llori? ¿Y no volvieron a denunciarla, ante la prensa y en sus cuentas sociales, este jueves en el caso del Cpccs?

El operativo estaba programado: les bastaba hacer el juicio político a los consejeros del Cpccs, represado desde meses atrás. Al fin habían logrado agendarlo en orden del día tras haber retirado otros juicios políticos que, con ahínco, habían solicitado contra las autoridades de organismos de control.

Incluso encontraron un mecanismo para superar el escollo que suponía hacer juicio político a cuatro y no a los siete consejeros del Cpccs como propuso, finalmente, la Comisión de Fiscalización. Les bastó con desconocer ese informe. Darlo por inexistente. Y enjuiciar y destituir a Hernán Ulloa, Ibeth Estupiñán, María Fernanda Rivadeneira y Francisco Bravo a la maldita sea. No solo sin informe sino sin quórum en el pleno, como lo hicieron constatar un par de veces asambleístas oficialistas.

El mensaje producido por esa aplanadora fue lacónico: en la Asamblea mandan los votos y no la ley; los votos y no los procedimientos. Y ellos tienen los votos. 85 votos. 15 más de los necesarios. Así se aprestaron a poner la cereza del pastel: citaron a los cuatro suplentes de los consejeros censurados y destituidos. La única urgencia era posesionarlos y poner a uno de su lado. Así sumarían cuatro y harían  mayoría con Sofía Almeida, Juan Javier Dávalos y David Rosero. Lo demás corría por su cuenta para poner Contralor antes de la consulta popular en febrero entrante.

Ni siquiera la medida cautelar que suspende los efectos de la censura y destitución dictada, en modo-Macondo, por un juez de La Concordia, les perturbó. Saquicela y 7 asambleístas sentados a su alrededor dijeron, en esa solemnidad patoja que administran, que les valía tres atados. Que la Asamblea no aceptaría injerencia de los jueces en sus decisiones. Les restaba, entonces, posesionar a los suplentes de los destituidos. Los citaron para este jueves a las 16:20. Pero Karina Ponce, Carlos Figueroa, Mónica Mendoza y Jaime Chugchilán no asistieron… Ponce espera el desenlace judicial. Figueroa no tenía tiempo. De Mendoza no se supo. Chugchilán dijo que lo borrarán de la lista: lo busca la policía por estafa.

Esta anomalía -que Virgilio Saquicela prefirió ignorar yéndose a su provincia- no estaba en el libreto. Nunca está. De costumbre los suplentes ya están haciendo fila antes de que los llamen a principalizarse. En este caso, correístas, nebotistas y demás aliados no pudieron ocultar su estupefacción. Hay que ver el rostro de Marcela Holguín, al mandar a constatar la ausencia de los que iban a ser posesionados. Esas bancadas son incapaces de evaluar el nivel de repudio que han creado en franjas críticas del sistema, pero que escapan a sus circuitos de influencia y corrupción y/o fueron perseguidas por el correato.

Los suplentes rehusaron -por la razón que sea- encajar en ese engranaje. De paso, crearon un freno político con el que esa mayoría de 85 votos no contaba. Por eso no le quedó otra salida que ponerse en manos de la Justicia, pensando de esa forma igualar el partido: encontrar jueces complacientes o vinculados a sus partidos que contrarresten las decisiones que tomen otros jueces y que favorezcan a la minoría en la Asamblea. Minoría que aúpa y defiende el Gobierno.

El bloqueo político se traslada así a las cortes, agravando el escenario de anomia institucional que padece el país.

Foto: Asamblea Nacional

12 Comments

  1. Quién les habrá dicho a estos cínicos de la impúdica mayoría en la Asamblea , que están sobre la ley , y que pueden hacer tabla rasa de nuestra Constitución ??????? . Hay que hacerles entender que no todo es asunto de VOTOS , y pretender a través de estos , hacer lo que les viene en gana . Si han incumplido la ley , si no acatan decisión de Juez competente , tienen que responder por su felonía . Sr Presidente , qué espera para presentar ante la CC una denuncia en contra de estos violadores de la ley , por INCUMPLIMIENTO DE DECISION LEGAL ????? ; hágalo y envíe un mensaje claro que nadie está sobre la ley !!!!!!

  2. Oye E, Torres no te crei tan inteligente, pero ya le estas superando a tu «taita» en ejecutar mañoserias y triquiñuelas con tus nuevos amos para tratar de acabar con nuestra democracia en que todavia creemos la mayoria de ecuatorianos. Da gracias a que Juan Montalvo no esta vivo en cuerpo presente porque te sacaria a patadas de la ciudad de Ambato, pero vive todos los dias en nuestros corazones, por eso dile a tu «taita» que ni se presente a las futuras elecciones pues es un cadaver politico.

  3. suicidan con su propio veneno,
    Que repugnancia da que estos pipones no hagan nada por el país que les da la teta y solo se pasan enjuiciando políticamente

  4. El mal llamado juicio político instaurado en la AN en contra del CPCCS, aupado por una sordida mayoría de fans liderada por las gavillas del PSC de matraca y de UNES de mameluco, evidencia en forma clara y precisa el desborde de ambiciones y corruptelas que buscan con desesperación conspirar y desinstitucionalizar el país a la mejor conveniencia de protervos intereses. La recurrencia abusiva del recurso legislativo que lo ha desnaturalizado, ha Sido el mecanismo utilizado por estás bandas para autocrática mente violar elementales principios del debido proceso además de la misma normativa que lo regula al interior de la asamblea. No sé ignora el oprobioso procedimiento asumido para juzgar a un cuerpo colegiado que como tal es unitario y no susceptible de dividirlo en malos y buenos incurriendo en evidente delito de prevaricato. De ahí que la intervención de la JUSTICIA es indispensable para resolver el galimatias.
    La aplicación firme y severa de la Constitución y la Ley debe frenar la grosera pretensión de los conspiradores de tomar por asalto al CPCCS cómo parte de un acariciado sueño de perros de tomarse la administración del Estado.
    A los saquicelas, torres, Holguín, pereira, Pazmiño, cadena, etc., Etc., bien vale que tomen en cuenta los tradicionales coros de protesta que suele entonar el pueblo en sus luchas populares: «Ahí están, estos son, los que joden y roban a la nación». » Buenos para nada». «Que se vayan todos». Ojalá sean honorables.

  5. Si algo de vergüenza les queda renunciarían para dejar de hacer el ridículo, pero que va son correistas y tienen la cara de cemento.

  6. Un intento por sobrevivir en Ecuador.
    Rafael Correa, condenado por la justicia ecuatoriana. ha empezado su nueva campaña con las mismas malas maneras, las mentiras y el populismo que lo llevo al poder, pero ahora representa peligros aún mayores para la democracia del Ecuador. Correa y Nebot y quienes lo apoyan ya no pueden seguir fingiendo que participan de buena fe en los procesos democráticos. Si queremos que nuestro sistema de gobierno sobreviva, los votantes tenemos elegir líderes que acepten el Estado de derecho y se sometan a él. Sería peligroso permitir que eviten rendir cuentas ante la ley declarándose perseguidos politicos. Los argumentos contra el Mashi son muy claros y usa la demagogia para avivar la lucha de clases. Como presidente, con frecuencia antepuso sus intereses personales al interés nacional.

  7. Creo es hora de la muerte cruzada. O si no se atreve Lasso, presente una acción urgente por incumplimiento de decisión legítima de Autoridad competente. Y viene la destitución de estos sinverguenzas, pillos. El pueblo ecuatoriano aplaudiría que estas bazofias se larguen. Da repugnancia de verles a estos pícaros. A la fea la de la Holguín, parece momia o personaje de l esa serie de la Familia _Adams. Al tonto «vivo» Torres, este no puede salir ni la esquina en su ciudad, porque le han de llover los insultos, y no solo en Ambato en Quito y cualquier ciudad, por haberse aliado con la delincuencia correísta.nebotista.Y , los otros tontos útiles, que les habrán ofrecido o dado, con la plata que se gasta el prófugo de _Bélgica, ya les habrá forrado de billetes. Que podredumbre .

  8. Holguin y el ridículo de Esteban Torres comn rabos de paja largos heredados de la vieja política demuestran que el pueblo EcuatoriNo les importa un bledo, quieren tener impunidad garantizada para hacer de las suyas. Personajes siniestros de manos largas prestos para la maldad e inmundicia. Lo material no es todo, pagaran sin duda, el bien siempre triunfará. Admirable el cinismo! El pueblo ya les conoce.

  9. A cierta gente, alcanzar altos cargos, les obnubila la mente y se creen la mama de Tarzán, que pueden hacerse lo que les dé la regalada gana. Usan la Ley para satisfacer antojos. Así este presidente de la Asamblea, seguramente asesorado del «experimentado» Torres, (de los unes, ni dudar), desconoce el informe de la Comisión de Fiscalización que recomendaba someter a juicio a los 7 vocales del CPCCS, y salva a los tres compadres y bota a los no útiles. E insiste aunque los suplentes le digan: «no gracias, primero arregle el problemita legalmente». Y el otro primo, de la CNJ, ha sabido pensar por todos los jueces y salta en nombre de todos sin que les haya preguntado siquiera «qué les parece» esta «ternita». Estos personajes deberían hacer mutis por el foro (con su forro), calladitos, que la Patria no aguanta más ignominia. Rayamos en lo ridículo. (Solo los de la Tri se esfuerzan por adecentarla).

  10. Estos alacranes – asambleístas se suicidan con su propio veneno,
    Que repugnancia da que estos pipones no hagan nada por el país que les da la teta y solo se pasan enjuiciando políticamente a cualquier persona que no se presta a ser lame-culos correístas y nobotcistas.
    La justicia les llegará pronto a estos malandrines/nas

Responder

Your email address will not be published.