/

La justicia corrupta anda suelta

lectura de 4 minutos

El presidente de la República se refirió hoy a un juez, de apellido Oñate, que dejó en libertad a cinco delincuentes, entre ellos “al presunto responsable del asesinato del director de la cárcel El Inca en Quito”. Lo declaró “enemigo de la seguridad pública y defensor de los delincuentes”. Y llamó al Consejo de la Judicatura a que le aplique una sanción ejemplar.

El presidente Lasso hizo hoy lo que han hecho en muchas ocasiones la Fiscalía, la Policía, las víctimas y ciudadanos que ven, con asco y desesperanza, cómo delincuentes tardan más en ser apresados que en ser liberados. Los mecanismos ya están rodados e involucran, por ejemplo, interpretaciones de la ley como en el caso de Daniel Salcedo: él salió en libertad gracias a que un juez consideró que había caducado la prisión preventiva, a pesar de que había sido condenado en primera instancia.

En este desangre aparecen triquiñuelas jurídicas, medidas cautelares, acciones de protección, hábeas corpus, errores de procedimiento por negligencia o voluntad. En muchos casos se sospecha que la delincuencia compra a los jueces o amenaza directamente su vida y la de sus familiares.

El hecho cierto es que cada día más delincuentes, prontuariados, vuelven a la calle antes de ser condenados. Ese diagnóstico es conocido. Se repite. Y ya no importa que el asco y la desesperanza sean expresados incluso por el primer mandatario. Nada se mueve, el problema se agrava y no hay responsables.

¿Quién se hace cargo de esa cantidad de jueces venales que pululan en el sistema? ¿Quién responde por el caos que implica que cualquier juez -sin la competencia debida- pueda impartir justicia constitucional? ¿Quién se ocupa de esos jueces que, como afirma la Fiscalía en el caso de Salcedo, hacen -por la razón que sea- una mala interpretación de la normativa vigente?

¿Quién puede explicar cómo jueces como Juan Paredes, el Chuky Seven del caso El Universo- sigue impartiendo justicia, a pesar de la miseria legal y ética que demostró y a pesar de que, por su culpa, el país fue condenado por la Corte Interamericana de Derechos Humanos, en noviembre de 2021? Esa Corte consideró que la sentencia de Paredes violó “la Convención Americana de Derechos Humanos, en la tramitación penal” presentada por Rafael Correa contra los directivos de El Universo y Emilio Palacio.

Nadie responde. Ni el Consejo de la Judicatura. Ni la Corte Nacional de Justicia. Tampoco la Corte Constitucional. Todos, en los hechos, levantan los hombros y, finalmente, nadie se siente responsable o concernido. Estado impotente, Estado de chiste. Con un Consejo de la Judicatura que no inspira apostar un dólar por sus virtudes. O las de sus miembros. Con organismos dedicados a investigar las fortunas sospechosas (ejemplo la UAFE) que nada dicen sobre los nuevos ricos que también hay en las cortes. Con entes estatales que deberían inquietarse de la disolución nacional que se siente y están dedicados a destrozarse entre ellos.

El presidente Lasso no puede, claro, intervenir en ese poder. Pero lo peor que podría ocurrir es que también él se sume al pelotón de organismos y personas parqueados en el diagnóstico deprimente que, cada día, se reitera en el país. No es dable, tampoco, circunscribir la expectativa a que el Consejo de la Judicatura sancione al juez corrupto de turno. Eso lo sabe hacer y lo hace para lavarse la cara y las manos.

Algo se debe poder hacer, por ejemplo, desde el Consejo de Seguridad Pública del Estado, el Cosepe. Porque si hay jueces que, en vez de aplicar la ley, son aliados de la delincuencia, el problema incumbe al Estado en su conjunto. El país, instalado en una dinámica demente de degradación, reclama respuestas y herramientas consensuadas y eficaces que inviertan la tendencia.

El Estado debe conciliar cómo enfrentar el momento y también los mecanismos para proteger a los funcionarios que quieren hacer honestamente su trabajo. Del Cosepe deberían salir esos acuerdos y esas acciones. Y ahí sí el presidente puede, como jefe de Estado, liderar esas voluntades y negociar tareas y plazos.

Foto: Judicatura.

10 Comments

  1. Hay algo que no entiendo, un juez bajo la presión del «plata o plomo» o hecho el simpático para que le deban favores, gira una boleta de libertad, legal en mi opinión aunque inmoral en su fondo, porque la causa que le consultan lo permite. PERO, este criminal tiene sentencia por otras causas, de las cuales no ha sido libertado ni indultado, por lo tanto el director de la cárcel, simplemente debe decir el señor está condenado en el juzgado tal y si no llega una boleta contra esa sentencia, el tipo sigue preso. Las protestas de Lasso deben incluír a aquellas cosas que sí le competen, como son las prisiones.

  2. Menos mal que los violadores Camargo y otros ya murieron, porque seguramente ya hubieran estado libres con los jueces vendidos y sinvergüenzas que tenemos en la actualidad. Aunque tal vez no, porque estos delincuentes eran pobretones y no hubieran podido pagar los altos costos que estos jueces cobrarán a sus clientes.

  3. CADA DÍA QUE PASA CREO MENOS EN NUESTRA INSTITUCIONALIDAD. LOS ASAMBLEÍSTAS (Y SAQUICELA A LA CABEZA) PERDIENDO EL TIEMPO EN TRAMOYAS Y TRIQUIÑUELAS CORRUPTAS, NI LES IMPORTA NI LES INTERESA LAS PENURIAS DEL PUEBLO POR ESAS PÉSIMAS LEYES QUE PROTEGEN A LOS DELINCUENTES Y CORRUPTOS. LOS FISCALES Y JUECES (EN SU MAYORÍA CORRUPTOS CODICIOSOS DEL DINERO) BUSCANDO LOS VERICUETOS DE LAS LEYES PARA LLENARSE LOS BOLSILLOS PORQUE NO SUFREN CASTIGO DE CÁRCEL NI EMBARGO DE SUS FORTUNAS MAL HABIDAS, Y EL CONSEJO DE LA JUDICATURA Y CORTES DE JUSTICIA Y CONSTITUCIONAL BOSTEZANDO HASTA PASADO EL MEDIO DÍA SIN IMPORTARLES EL PAÍS. YO ESTOY HASTIADO DE TODO ÉSTO.

  4. Lo peor de todo es que sigamos, candidamente, creyendo que hay algún tipo de milagro que va a cambiar el profundo estado de corrupción dejado por Correa y mantenido por sus adoradores y secuaces. En pocos meses vamos a ver la caudalosa votación que obtendrán esos cómplices todavía sueltos y ávidos por seguir saqueando el país. Gracias a la masa ignorantona (que no es lo mismo que ignorante) que sigue endiosando al jefe de los saqueadores de la riqueza nacional.

  5. Como bien se señala en este importante artículo , todos los días nos enteramos de fallos escandalosos de Jueces venales , a favor de delincuentes avezados y atracadores de los fondos públicos . Y lo más doloroso de esto , nadie hace nada al respecto y operadores de Justicia corruptos , como el tristemente célebre CHUKY SEVEN , sigue impartiendo » JUSTICIA » . Este relajo no puede continuar , y respetando la división de Funciones , el Presidente Lasso , está en la obligación legal y moral , de denunciar estas atrocidades . Un Estado sin Justicia , como lamentablemente ahora sucede en el Ecuador , es un ESTADO FALLIDO !!!!!!!

  6. Importante, hay que hacer una reforma total al sistema de Justicia y castigar a esos delincuentes disfrazados de jueces y fiscales, es intolerable que quienes están liderando estas instituciones no hagan nada o permitan la impunidad de sus subalternos, me refiero al Consejo de la Judicatura, a la Corte Suprema de Justicia, a la Corte Constitucional a la Fiscalía, quienes deben depurar a sus miembros, permitiendo nuevos profesionales, honestos y capaces de tomar decisiones en derecho, si no lo pueden hacer deben dar un paso al costado y permitir que otros elementos con liderazgo y con conocimiento dirijan estas instituciones fundamentales para la administración de justicia del país, pero esto es con hechos y no puro bla bla bla, de eso ya el pueblo se esta cansando.

  7. Enemigos en casa: los jueces y fiscales corruptos que coparon el sistema de justicia en Ecuador.
    Informe de la Procuraduría Anticorrupción revela el impacto de la corrupción y el tráfico de influencias en diversas instancias del Poder Judicial. La Embajada de Estados Unidos anunció del retiro de visas a jueces y otros funcionarios judiciales.
    El representante de la AEMAJ, Paúl Ocaña, rechazó que pretendan posicionar que tener una visa a EE.UU. es un requisito para ser juez o sinónimo de transparencia.
    En una entrevista, Fitzpatrick confirmó que más de 300 visas fueron retiradas a ecuatorianos vinculados a casos de corrupción y esa cifra aumenta día a día. Hoy muchos jueces y fiscales son los nuevos ricos. Vaya Ud a saber cómo y cuándo llegaron a obtener ese estatus? PODEROSO CABALLERO ES DON DINERO.

  8. Buenos días,

    son interesantes los artículos, solo que hay aplicar ante tanto pillo, e incluso hay periodistas desinformando, deberían ser denunciados porque al ladrón le tratan como honesto.

    les escribo, porque tengo información que podría interesarles, pero siempre y cuando sean imparciales, y sea quien sea.

  9. El Presidente debería liderar una reforma del sistema judicial y político. Si bien no se le pide que se erija en «jefe de todos los poderes» como un Tarzán de triste recordación, pero sí marcar hacia donde se dirija la Patria y así ganarse un sitial de honor en la historia. Podría empezar por citar a connotados jurisconsultos y ciudadanos de prestigio con ese objetivo, antes de que la podredumbre nos aniquile. No es posible ver cómo hay jueces que sentencian la libertad hasta de delincuentes acusados de asesinatos y «sin que Ud. lo haya pedido» (con el «inter comunis») (jueces humanitarios). Y la estadística de asesinatos en las calles en ascenso escalofriante. Jueces que liberan a asesinos deberían ser acusados de cómplices de ese ppl (además, no citar nombres ni publicar fotos).
    Delincuentes que saquearon al Estado, libres o presos en su dulce hogar, y sin devolver un centavo de lo robado. Faltan policías para cuidar a los ppl de «medidas sustitutivas».
    Reformas al Código de la Democracia, que hoy protege a pillos, urgen para mejorar la calidad de los políticos y reducción de la abundancia de partidos políticos que asoman para elecciones y hasta de alquiler. La preparación y honorabilidad de asambleístas y otros debe ser exigente para evitar el desastre que hoy nos hunde y avergüenza. Instituciones que debieron ser renovados hace rato siguen con los mismos administradores y con prorrogación de funciones (hasta que se jubilen debe ser); muchos de ellos cuestionados por falta de probidad.
    En fin, la problemática es amplia y no se corregirá solamente con lamentaciones de quienes sí pueden tomar decisiones para una nueva Patria.
    Felicitaciones a 4 P que sí cumple su papel en educar a la ciudadanía como pocos medios lo hacen. (Y los ciudadanos debemos «votar sabiendo», o estaremos condenados).

  10. Triste, muy triste para todo el pais, ver como la justicia ecuatoriana hoy es aliada de la delincuencia y enemiga del resto del pais. Los jueces de pacotilla instalados por el correismo no dudan un segundo en liberar a cualquier delincuente a cambio de una buena suma de dinero. Todos tienen su precio. El pueblo impotente mira a delincuentes como Glass, Salcedo y gran numero de narcos compran su libertad con su dinero mal habido. La reputacion de la justicia Ecuatoriana hoy en dia esta al mismo nivel que el de la cloaca de la asamblea nacional. Si de verdad quisieran dar buen ejemplo, cada juez sinverguenza que se vende a los delincuentes deberia ser prohibido de volver a ejercer la abogacia de porvida. Solo asi podran limpiar su desgastada imagen.

Responder

Your email address will not be published.