//

Como va, el narcotráfico jugará en cancha propia

lectura de 5 minutos

La Asamblea Nacional nada ha dicho sobre asambleístas investigados o actores de vinculaciones turbias. Es un vacío inquietante y revelador del estado de salud deprimente de los partidos, en un momento en que dineros del narcotráfico rondan la política y, por supuesto, las campañas electorales.

Un recuerdo no es una comparación. Es un precedente que cabe ser evocado y que procede en el caso de la Asamblea. El problema que tiene Ecuador lo vivió Colombia en los años 70 y a inicios de los ochenta. Así nació la narcopolítica. Luego se pasó de la sospecha a la evidencia y se llegó al caso más icónico y polémico protagonizado por Ernesto Samper, elegido presidente en 1994, con dineros del cartel de Cali.

La figura más elocuente (ni la primera ni la única) de ese fenómeno en aquel momento fue Pablo Escobar. En 1982 llegó al Congreso, como suplente de Jairo Ortega, representante a la cámara por Antioquia. El movimiento Renovación Liberal, del cual hacía parte Escobar, propuso una alianza y fondos al Nuevo Liberalismo de Luis Carlos Galán; candidato con amplias posibilidades de llegar a presidencia de Colombia. Galán no aceptó ni lo uno ni lo otro.

Las evidencias, que circulaban como rumores alrededor de Escobar, tomaron cuerpo en 1983 cuando Rodrigo Lara Bonilla, ministro de Justicia del gobierno de Belisario Betancur, informó a la Cámara que conocía investigaciones de EE.UU. que daban cuenta de que Escobar era un narco. Ese mismo año EEUU le canceló la visa y el pleno de la Cámara le retiró la inmunidad parlamentaria. Sin espacio y señalado, Escobar se vio obligado a salir de la política en enero de 1984. En abril de ese año mandó a asesinar a Lara Bonilla y a Galán en 1989. Los dos eran partidarios de la extradición.

Retorno a Ecuador: la mayoría de la Asamblea presidida por Virgilio Saquicela es capaz de perseguir por un trino a Diego Ordóñez o a Fernando Villavicencio. Pero ha sido incapaz de preguntarse sobre, por ejemplo, las acusaciones que pesaron contra Mario Ruiz, asambleísta de PK, vinculado judicialmente con la minería ilegal. O por las conexiones de Ronny Aleaga con una banda, o con personajes bajo sospecha o relacionados con el narcotráfico.

Esa mayoría nada dijo de la fotografía que publicó Fernando Villavicencio de Aleaga en una piscina de Miami con presuntos delincuentes. Tampoco lo hizo ahora que se supo que pidió a la Asamblea condecorar a dos marinos, “gatilleros del cartel de Sinaloa”. Villavicencio también dijo, con documentos, que Aleaga pidió la condecoración Vicente Rocafuerte para esos marinos, que fueron apresados como parte de la guardia pretoriana del narco y líder de los Choneros, Junior Roldán.  

Ninguna de los miembros de la mayoría política, preocupada hasta por expresiones populares que vilmente convierte en violencia de género, ha planteado investigar el caso de Aleaga. La actitud asumida por el correísmo, el nebotismo y sus aliados de la ID, PK y los independientes, es impresentable: no quieren saber. No les interesa saber. No cuestionan ni preguntan. Si eso no se llama tolerancia plena con actitudes y conductas posible y abiertamente censurables, ¿cómo se llama?

Que una mayoría se suelde políticamente por venganza, odio o revancha contra un presidente, es totalmente reprochable. Pero que esa mayoría, para mantenerse unida, cierre los ojos sobre evidencias que podrían conectar o vincular a miembros suyos con el crimen organizado, es condenable. Y enciende las alertas sobre el fundamento político y ético de esa alianza.

¿Nada diferencia a Nebot de Correa? ¿Y a Ronny Aleaga de Marjorie Chávez? Esas comparaciones o similitudes podrían multiplicarse. Y si hubiera diferencias (en el campo no solo político sino ético), ¿no están definidas, entre otras cosas, por la posición ante el narcotráfico?

Resulta escandaloso que el nebotismo tenga un actitud totalmente condescendiente con conductas que, esas sí y no los trinos de marras, deberían haber suscitado la conformación de una comisión de investigación en la Asamblea. Que no haya ocurrido, delata que la sociedad política que conforma la mayoría -el PSC hace parte y hay que recalcarlo- ya borró ciertas líneas rojas que son capitales para el país. Con esa clase política, el narcotráfico podrá jugar en cancha propia.

Foto: Asamblea Nacional.

14 Comments

  1. El narcotráfico está jugando en cancha propia desde el año 2016 o un poco antes, y no sólo cuenta con cancha propia sino que tiene guardias, defensores, caudillos de todo tipo que han logrado incrustarse tanto en lo público como en lo privado. Cancha propia que fue estratégicamente construida porque sabían que los narco dólares son los que iban a posicionarlos en los diferentes estratos, no solamente políticos sino económicos e inclusive arañando a los sociales. Ya un muy respetable político, Francisco Huerta Montalvo, hablo de la narco política, sin embargo es más fácil tratar de mirar al otro lado o simplemente hacernos los que nos vemos o no escuchamos. Una sola rata encontrada y descrita por Camus se creyó que era producto de la casualidad así , también aparecieron pequeños grupos de narcotraficantes alguno que otro político hasta que la peste descrita muy bien por Camus también invadió al país con la peste de la narcopolítica. Y dentro de ella sus defensores, tienen cancha propia desde hace rato.

  2. La union de Nebot con Correa es una de las peores cosas que le ha pasado al pais. De este matrimonio nacera el fin de Ecuador como pais. Como estan las cosas que podemos esperar Correa peon de una mafia donde el narcotrifico es un componente. Mafia que destruye como paso en Cuba, Venezuela, Argentina donde se estan comiendo la suela de los zapatos en estos momentos. Mexico que va lento pero seguro al mismo camino. Lopez Obrador ha recibido ordenes de su patron: rescatar a Evo y su secuace, dar la bienvenida a los cuates de Correa y hacerse la vista gorda a los narcocarteles.

  3. Veo a algunos muy preocupados por la impopularidad de Lasso, eso debería importarnos un rábano a los ciudadanos, ya tuvimos a uno muy popular, hoy prófugo, y nos dejó una herencia de bombas de tiempo que ahora nos estallan en la cara: puertas abiertas a los narcos, instituciones inútiles y destruídas, justicia podrida, deudas y demandas multimillonarias, obras mal hechas e inservibles y sobre todo un país roto y dividido, nos tomará años y tal vez décadas recuperarnos. Tenemos una asamblea que va en caída libre al 0% de aprobación con claros indicios de políticos involucrados con criminales y narcos, esto es gravísimo, esto si debería estremecernos, el país debería estar en alerta máxima. Fiscalía, policía, SRI, UAFE y demás organismos competentes ya deberían estar trabajando conjuntamente para identificarlos, sabemos que el crimen no deja facturas ni recibos ni contratos pero si dejan huellas y cabos sueltos que se pueden atar, no es ningún secreto que los narcos se valen de testaferros, prestanombres, doble contabilidad y empresas fantasmas pero también de industrias y empresas legales para lavar su dinero sucio, les aseguro que bajo el rubro de «donativos», «asesorías» y «servicios profesionales» se podría empezar a identificar a muchos socios de estas organizaciones criminales. El CNE y el TCE en vez de estar preocupados de garantizarle derechos a mamarrachos, engrilletados y glosados, que por lo demás eso no es democracia sino el triunfo del abuso y atropello de los poderosos y corruptos por sobre el bien de las mayorías, deberían preocuparse de los millones de ciudadanos indefensos que no merecemos tener candidatos llenos de deficiencias, sombras, manchas y dudas en sus antecedentes, es verdad la gente los elige pero hay unas instituciones que permiten esas pésimas candidaturas, he aquí las consecuencias.

  4. La única diferencia entre Nebot y Mameluco…. es que a este le gusta el arroz con chancho y de Matraca no se sabe, de ahí son iguales en pensar solo en su conveniencia y a la Mi… el país.
    Hace rato que las mafias narcos mandan y dominan todas las instancias…justicia, policía, FFAA y los políticos son meros recaderos de los mandamases de los carteles de la droga.

    El ultimo en salir por favor que apague la luz….

  5. Que tanto hablamos de santa Marianita y su corazonada. Por favor dejemosle en paz a la pobre. Los únicos culpables de que el Ecuador se convirtió en narcoestado somos nosotros, los ciudadanos con derecho al voto, que no tenemos conciencia del poder que tenemos en nuestras manos cuando sufragamos.
    Nosotros decidimos con nuestro voto, el destino de nuestro país, de nuestras provincias, de nuestros cantones. Fracasamos todos, al endosar nuestro voto a delincuentes disfrazados de políticos, a narcos regalando aguinaldos antes de navidad. Nosotros somos los que decidimos el futuro de nuestros hijos y nuestra familia con el voto. Ya nos garrotearon, ya nos robaron miles y miles de millones de dólares los narco-correistas. Ahora nos vienen con el cuento de que son perseguidos políticos.
    Seamos concientes, no utilizemos nuestros voto, como papel higénico.

  6. El correísmo sigue demostrando que es una asociación ilícita. El gobierno está a punto de cruzar el punto de no retorno si persiste con su tibieza en la toma de dicisiones. Juez de Manabí que otorgó a Jorge Glas y Daniel Salcedo ‘habeas corpus’ fue destituido por error inexcusable. Habra que despedir a los «honorables» asambleístas por error inexcusable? Claro que sí, no hay duda. Las pérdidas del paro de junio en Ecuador fueron de $ 1.100 millones, calcula Banco Central y asegura que el crecimiento se desaceleró por protestas, sin embargo Iza y sus nefastos seguidores quieren volver por lo mismo. Qué dirá el ministro tiende puentes? Volverá a reunirse con los indígenas y tomarse un shumir y firmar la defunción del Estado de Derecho?
    Pese a que Ecuador ha mejorado sus cifras macroeconómicas, el temor de los inversionistas es que llegue un Gobierno narco que pueda ser menos ordenado en su política fiscal: la incertidumbre política no ayuda; nadie tiene claro qué marco económico va a tener Ecuador en tres o cuatro años, creemos que la inversión se va a mantener baja como hasta ahora. Es imperativo tener políticas de Estado para garantizar a los inversionistas que sus activos serán respetados.

  7. Los narcos ya estan jugando en cancha propia Dr Jose Hernandez, son duenios del balon, de los arbitros, de muchos espectadores infames que alientan a sus benefactores, recompensan a sus canes por su servil sumision.

  8. En la Asamblea y en los juzgados deberían estar las mejores personas, las más capaces, cultas, inteligentes, transparentes e intachables, personas concientes de su enorme responsabilidad con el país y su desarrollo. Por el contrario aquí tenemos a algunos de los más nefastos, ignorantes y despreciables seres humanos, cada uno peor que el otro. Yo creo que con esa gente ya no hay nada que hacer, son unos crápulas, se regodean en su miseria, hasta parece que se enorgullecen de su ruindad. Si para ellos que el narcotráfico meta sus sucias garras en la política y el Estado no es un problema ya estamos frente a una grave y peligrosa situación de anomia y amoralidad, son el caldo de cultivo ideal para que crezca y prospere cualquier tipo de crimen, y esto ¿lo hacen de gratis por pura mezquindad, pequeñez e irresponsabilidad? Difícil de creer, porque por muy torpes, mediocres e inútiles que sean yo no me creo que se arriesguen a cargar el título de panas, alcahuetes y títeres del narco por nada, aquí ya corresponde que todas las personas decentes hagamos un frente único contra esos mercenarios. No es aceptable, ni negociable, ni legítimo minimizar y mucho menos callar o tomar una posición condescendiente con la evidente e innegable presencia del narcotráfico en ciertos grupos políticos y económicos, quienes nada deben no deberían tener ningún problema en unirse a esta gran cruzada para evitar convertirnos en un narcoestado.

  9. Hay un enunciado que dice algo así: «Si un ave camina como pato, se junta con otros patos y patas, abraza con sus alas (protección) a otros patos y patas, le gusta las piscinas y hace cuac, cuac, seguro que es un pato». Sabios nuestros mayores.

  10. Parecería que los ecuatorianos no queremos aprender de experiencias que han tenido otros países , como México o Colombia , para tomar correctivos a tiempo y evitar que la NARCOPOLÍTICA siente sus reales en nuestro país . Debe haber una reacción contundente de la sociedad en su conjunto , rechazar a todos estos politiqueros que por sus acciones demuestran su identificación con el narcotráfico , y en las próximas elecciones castigar de manera contundente a los que quieren destruir nuestra Patria .

  11. ¡Espanto de gente, retrato fiel de una mayoría insufrible de rostro exangüe! Espíritus putrefactos, miasmas parlantes, débiles de mente y de bolsillos anchos para guardar la calderilla que Don Dinero provee a sus necesidades mundanas de anularse como individuos pensantes. Se borran a sí mismos, desquiciados adoradores de fuegos fatuos, mal viven arrodillados ante ídolos hechos de cieno populista.

  12. Hoy en día hablar de política es implícitamente hablar de narcotrafico y hablar de narcopolitica es hablar de los correistas, con un líder con raíces en ese campo. De Nebot sorprende, antes se sospechaba de corrupción pero a la vejez apoyar a narcos? Parece que esta senil.
    Antes los escándalos de Torres por corrupción (no probados porque robo no deja factura) pero todos saben que es cierto, era reprochable, pero un junior Torres que apoye a narcos correistas es intolerable y vergonzoso para Ambato y el país, Esteban con rrabo de paja? Que inmundicia, de tal palo tal astilla. Politiqueros corruptos. Que inmundicia de generación en generación, pobre mi país.

  13. Valiente el artículo del Dr. Hernández y en el cual por supuesto, con absoluta claridad señala la grave situación de la Asamblea Nacional donde sin lugar a duda, muchos de los asambleístas están envueltos en graves actos de corrupción y sobre todo comprados ya por los carteles de las mafias del narcotráfico de México y Colombia.
    Muchos nos equivocamos con el partido Social Cristiano, teníamos un concepto elevado de sus militantes principales, pero como van las cosas parece que aquellos tambien han caído en las garras de esas mafias, ¿o son tan ingenuos que no ven lo que a su alrededor ocurre? Por favor Sr. Nebot usted como líder del PSC enderece su accionar por que al final no solo vamos a perder los ciudadanos de bien sino tambien usted, sus aliados, el país entero. ¿O quiere que Ecuador sea como lo fue Colombia o como lo es México donde su presidente recibe a toda la escoria de Latinoamérica porque así se lo ordenan las mafias poderosas del narcotráfico? Todavía estamos a tiempo de que su Ecuador, nuestro Ecuador enderece su rumbo hacia la prosperidad, no de unos pocos, pero sí de toda la población de este bello país. Todavía hay una luz al final del túnel y no la desaprovechemos.

  14. En la Asamblea se multiplica y agrava los desmanes, las tropelías, los atropellos, y las agresiones de una hegemonía despótica, depredadora y corrupta. No solo no hubo cambios efectivos para bien, sino que Ecuador fue sumido en una larga catástrofe: drogas, inseguridad, pobreza, falta de trabajo, falta de inversiones, desnutrición infantil y los líderes de los partidos políticos ni siquiera se preocupan por investigar a los presuntos narcos asambleistas. Y ahora resulta que se proyecta una corriente de opinión para que sigamos jugando al cuento del Gallo Pelón. Es decir, sigamos jugando el juego del poder de los enloquecidos por el dinero a través del narcotrafico.
    Hoy se habla de: narco políticos, narco jueces. narco asambleístas, narco policias y militares. En buen romance: estamos jodidos por no decir en la mier…….Santa Marianita tuvo toda la razón.

Responder

Your email address will not be published.